LA fila de policías, en el control de la calle de Preciados
LA fila de policías, en el control de la calle de Preciados - MAYA BALANYÁ

«Prohibido pasar»: barreras de policías para controlar el paso en Preciados y Carmen

El sentido único para peatones se aplicó sin problemas en ambos accesos, en Sol y en la plaza de Callao

MadridActualizado:

Las calles de Preciados y el Carmen, uno de los principales ejes comerciales de la capital, vivieron ayer la primera jornada con los inusuales controles a los peatones. Aunque no se aplicó hasta pasadas las ocho de la tarde, un cordón de policías municipales limitó finalmente los accesos en ambos extremos por la elevada afluencia de público, con la obligación de entrar y salir en un solo sentido desde Sol y Callao.

Pese a que el continuo trajín de viandantes obligó a aplicar la medida para evitar dos grandes masas de gente en sentido contrario, la jornada se desarrolló con total normalidad. Fuentes policiales explicaron que seguramente sea este sábado, el primer gran día de la campaña de Navidad, cuando el control a los peatones esté activo durante más horas.

La zona contó con una gran presencia policial durante toda la tarde, tanto a pie como en los «segway» que utiliza el cuerpo en el centro. Aunque el horario marcado para esta medida es a partir de las 17.30 horas, hubo que esperar un buen rato para que se pusiera en marcha, aunque no hubo señales luminosas, como anunció el Ayuntamiento.

Ante la demora en la aplicación de la medida, no eran pocos los que se acercaban a los agentes para conocer si los controles estaban ya en marcha. Pese a la polémica generada, la acogida entre los peatones, entre la resignación y la indiferencia, fue mayoritariamente a favor: «No veo que perjudique a nadie, si se dice será por algo y lo cumplimos».

Medida «flexible»

Los agentes encargados del filtro de peatones explicaron a este periódico que la medida es «flexible» y, en todo caso, está supeditada al volumen de público. «Mientras no haya grandes aglomeraciones, no haremos ninguna restricción», detallaron.

El control, ideado para los días de grandes aglomeraciones –viernes, sábados, domingos, festivos y vísperas–, implica que solo se podrá acceder a Preciados desde la Puerta del Sol y la calle del Carmen desde Callao, aunque dentro se podrá circular «libremente». Una medida similar se adoptará en la plaza de Celenque durante el cierre del espectáculo de Cortylandia, con la prohibición de acceder a la calle del Arenal desde la Puerta del Sol.