Madrid

El PP y C's piden una investigación sobre las grabaciones de Sánchez Mato al consejo de Calle 30

Los grupos municipales llevarán el caso al juez y pedirán la reprobación del edil de Economía si se confirma la ilegalidad

El edil de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, durante una rueda de prensa en Cibeles
El edil de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, durante una rueda de prensa en Cibeles - DE SAN BERNARDO

Los grupos municipales del PP y Ciudadanos han solicitado formalmente la apertura de una investigación para esclarecer las grabaciones del edil de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, al Consejo de Administración de Madrid Calle 30. Ambas formaciones advirtieron el pasado lunes, tras la publicación de ABC, que llevarían el caso a los tribunales si el Ayuntamiento no explicaba el por qué de estos micros ocultos. Cuatro días después, los afectados no han recibido respuesta.

Los representantes de ambos partidos en este consejo, Álvaro González (PP) y Sergio Brabezo (C’s), han solicitado esta semana información detallada sobre estas grabaciones, perpetradas sin consentimiento. Los dos consejeros demandan conocer quién fue la persona que ordenó la instalación de los micros en el consejo de Calle 30; desde cuándo se graban; quién o quiénes conocían esta situación y está autorizado a escuchar las grabaciones; qué sistema se emplea para grabar; quién y cómo las custodia; por qué no se avisó; dónde están los consentimientos firmados; o cuándo terminan y empiezan estas grabaciones.

El edil de Economía, arropado días después por la alcaldesa, Manuela Carmena, reconoció que sí había grabado a los consejeros y que lo hizo fue porque «ellos deben presuponer» que lo iba a hacer. Aunque justificó su postura bajo los pretexto de la «transparencia» y de que se hace para «formalizar las actas», no dio explicaciones sobre qué dispositivos utilizó. Ninguno de los afectados, como explicaron a este diario fuentes cercanas al Consejo, conocía o intuía que pudieran ser grabados, ya que sobre la mesa no hay micros u otros elementos similares.

La pregunta que se hacen en el PP y Ciudadanos, más allá de la formalidad de su requerimiento, es si esta práctica se repite en otras reuniones de Consejos de Administración de empresas públicas, como el de la EMT, presidido por Inés Sabanés. Si la respuesta del Consistorio no atiende a la petición, y se confirma la ilegalidad, llevarán el caso a los tribunales. El último paso de este proceso será la petición de reprobación de Sánchez Mato como concejal. «Es intolerable el cariz que está tomando el área y todo el Ayuntamiento», apuntan fuentes del Consejo de Administración.

Se espera que Emesa (formada por Ferrovial, Dragados y API Conservación), el socio privado, se manifieste próximamente sobre los seis expedientes abiertos por el Ayuntamiento por incumplimiento de contrato, a los que se opone.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios