Madrid

El PP pide la dimisión de Sánchez Mato por las grabaciones sin consentimiento de Calle 30

El edil de Ahora Madrid acusa al PP de «armar polvareda» y una «polémica estéril»: «Cuidado, les están grabando», ha ironizado advirtiendo a los ediles de la oposición

Mauricio Valiente, Carlos Sánchez Mato, Rita Maestre y Javier Barbero, en el pleno del Ayuntamiento de Madrid
Mauricio Valiente, Carlos Sánchez Mato, Rita Maestre y Javier Barbero, en el pleno del Ayuntamiento de Madrid - MAYA BALANYA
M. R. DOMINGO - @abc_madrid Madrid - Actualizado: Guardado en:

Al grito de «Váyase, señor Sánchez Mato», el edil del PP Álvaro González López ha pedido la dimisión del concejal de Economía y Hacienda por grabar sin consentimiento la última reunión del consejo de administración de Madrid Calle 30. Un hecho que el edil de Ahora Madrid ha vuelto a negar con un escueto «no» tras ser preguntado de nuevo por este suceso, que Sánchez Mato ha tildado de «polémica estéril».

El delegado se ha escudado en que este tipo de reuniones sobre una empresa pública deben ser «transparentes». «No he tenido que dar ninguna orden de grabar las reuniones, porque al igual que aquí, en el pleno, se graba», ha defendido. «Cuidado, les están grabando», ha ironizado advirtiendo a los concejales del PP.

Como ha revelado ABC, Carlos Sánchez Mato grabó sin consentimiento la última sesión del consejo de administración de Madrid Calle 30. En el encuentro estaban representantes del PP y Ciudadanos, de la constructora Ferrovial y de Iridium, una filial de ACS. Las partes afectas calificaron la actuación de Sánchez Mato de «desleal» y «gravísima».

«Las grabaciones son lógicas y normales y se hicieron para completar y revisar las actas del día, que son kilométricas», ha asegurado, a pesar de que el resto de consejeros niegan categóricamente este extremo. «¿Cómo las ha grabado? Explíquenoslo», ha insistido el edil del PP, que ha subrayado que la mesa de las reuniones del consejo es «diáfana». «Con estas prácticas, usted debe dimitir como presidente de Calle 30. Es impropio de un concejal del Ayuntamiento de Madrid, ¡váyase, señor Sánchez Mato!», ha exigido González López.

Sánchez Mato, que no ha aclarado si avisó a los consejeros de que estaban siendo grabados ni con qué dispositivo, ha señalado que «le parece inconcebible que se mantengan en secreto» estas reuniones: «Las comisiones y los plenos no pueden ser secreto», ha recalcado. «Quieren armar una gran polvoreda para que no trasciendan los expedientes al socio privado de Calle 30», ha reprochado el concejal.

El Consejo de Administración de Madrid Calle 30, participada por el Ayuntamiento en un 80% y por el socio privado EMESA en un 20%, aprobó -PP y C's se abstuvieron- la apertura de expedientes contra EMESA por el incumplimiento de sus obligaciones contractuales que han tenido supuesto un gasto de 22 millones de euros a las arcas públicas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios