Madrid

El PP acusa a «la jueza Carmena» de ser «cómplice» del desafío independentista

Los populares reivindican la Nación española en el Ayuntamiento de Madrid, que el lunes recibe a Puigdemont

Imagen del acto de esta mañana en Cibeles
Imagen del acto de esta mañana en Cibeles - MAYA BALANYA

El PP ha colocado una gran bandera de España en el patio central del Ayuntamiento de Madrid como barrera simbólica en defensa de la Nación y en protesta del acto del próximo lunes en el que el presidente de la Generalitat, Carles Pruigdemont, protagonizará su último capítulo del desafío independentista. Ante la mirada asombrada de varios trabajadores municipales de Ahora Madrid, el grupo municipal del PP ha orquestado su acto de rebeldía ante la cesión de Cibeles a los independentistas catalanes para que proclamen su enésimo alegato por la independencia de Cataluña, en el corazón de España. Puigdemont ha alquilado un auditorio municipal.

La vicesecretaria de Estudios y Programas de Génova y diputada catalana, Andrea Levy, ha acusado a la alcaldesa, Manuela Carmena, de ser «cómplice» del desafío soberanista y le ha afeado que mientras las instituciones europeas cierran sus puertas a Puigdemont, el Ayuntamiento de la capital se las abre de par en par. «Esta es la casa común y se cede dando cobijo al discurso de la ruptura, de la separación y el odio», ha señalado Levy, que le ha recriminado a la alcaldesa de Ahora Madrid que, pese a su condición de «jueza», ignore los avisos del Tribunal Constitucional sobre la ilegalidad del proceso catalán.

«He de lamentar que la alcaldesa de esta ciudad, Manuela Carmena, pone la alfombra roja de este Ayuntamiento a los que durante muchos años han estado insultando al resto de España, diciendo que Madrid nos robaba. A esos abre la puerta Manuela Carmena», ha censurado la dirigente del PP nacional, que ha denunciado que el independentismo encuentra un resorte radical« en los ayuntamientos populistas de Podemos. Son su «horma del zapato», ha recalcado.

El acto ha tenido lugar en la galería de Cristal de Cibeles y han intervenido, antes que Levy, el nuevo portavoz municipal del PP, José Luis Martínez Almeida, y el dramaturgo catalán Albert Boadella, que ha insistido en que el desafío catalanista es el «más grave problema» que afronta España. «Se vienen ciscando la Constitución» con la «connivencia» de una parte de la izquierda política del país, ha denunciado Boadella.

Junto a ellos han acudido la secretaria de la Mesa del Congreso y exlíder del PP de Cataluña, Alicia Sánchez Camacho; el consejero de la Comunidad de Madrid y coordinador del PP regional, Jaime González Taboada; el portavoz de los populares en la Asamblea de Madrid, Enrique Osorio, y el concejal de Ciudadanos en el Ayuntamiento Sergio Brabezo.

Tras el acto, los participantes han firmado con rotulador en la bandera dispuesta como telón de fondo, en el que Boadella ha dejado escrito: «El nacionalismo es un simple accidente sexual».

Toda la actualidad en portada

comentarios