Venta de libros de texto
Venta de libros de texto - NIEVES SANZ

Poner en marcha en 2018 la gratuidad de libros de texto costará 16 millones

350.000 alumnos de centros públicos piden usar el sistema, y ahora se consulta a los centros concertados

MADRIDActualizado:

La ley de gratuidad de libros de texto ya da sus primeros pasos. El Gobierno regional ha incluido ya en sus presupuestos para 2018 una primera partida de 16 millones de euros con el objeto de poner en marcha esta fórmula, que se basa en el préstamo de libros para cada curso, que se reutilizarán en los años posteriores. Más de 340.000 estudiantes de centros públicos ya han manifestado, a través de sus familias, su interés en participar en el programa, y estos días se ultima la consulta en los colegios concertados madrileños.

La consejería de Educación, que dirige Rafael van Grieken, ha llamado a este programa ACCEDE. El sistema de préstamo de libros de forma gratuita estará en marcha ya en el curso 2018-19, pero para ello ha sido necesario destinar la correspondiente partida en los presupuestos de la Comunidad para el próximo ejercicio, que aún tienen que recibir la aprobación definitiva en la Asamblea de Madrid.

Dar los libros el primer año

La ley de gratuidad fue una propuesta de Ciudadanos, que tras más de un año de negociación obtuvo el apoyo del resto de los grupos de la Cámara regional. Propone que cada curso, los alumnos que de forma voluntaria se adhieran al mismo, puedan acceder a los textos que necesiten, que serán cedidos por otras familias a un banco de libros de texto. La cesión será gratuita, y la única condición, devolver los libros en buen estado de conservación para que puedan ser reutilizados el siguiente ejercicio. Ciudadanos calculaba que cada familia podría ahorrarse, con este sistema, entre 250 y 300 euros por alumno y año.

El Gobierno regional ha incluido en su proyecto de presupuestos para 2018 una partida ligeramente superior a los 16 millones de euros destinada a poner en marcha este programa: aunque el grueso de los libros a ceder serán entregados al final de este curso por los padres, siempre habrá que reponer y sustituir algunos. Desde las filas de Ciudadanos, su líder en la Asamblea, Ignacio Aguado, no está seguro de que la cantidad sea la suficiente, aunque «así nos lo han garantizado en el Gobierno de Cifuentes». No obstante, no lo considera un problema porque «siempre se podría ampliar» en caso de necesidad en el momento de poner en marcha el modelo de préstamo.

El sistema de gratuidad de libros de texto está teniendo muy buena aceptación entre los padres. La consejería de Educación realizó una consulta en los centros públicos, para saber cuántas familias podrían estar interesadas en participar en este nuevo sistema -que siempre será voluntario- y cuantificar así la partida presupuestaria necesaria para ponerlo en marcha.

El resultado de esta consulta sólo entre los centros públicos ha sido de un 81,6 por ciento de los alumnos de Primaria, 208.221 escolares, interesados en participar. Y un 69,6 por ciento, 125.589 alumnos, de Secundaria, a los que se unen un 60 por ciento (5.086) de FP Básica, que también querrían estar incluidos en el programa de gratuidad de libros de texto. En total, 338.896 alumnos quieren participar.

En estos momentos se está realizando la consulta en los centros concertados de la región. Con todos esos datos, podrá tenerse ya una idea muy aproximada del número real de participantes en el programa ACCEDE.

Reglamento

El siguiente paso será terminar de elaborar el reglamento de la ley de gratuidad, que ahora lleva a cabo la consejería de Educación. Desde este organismo están mateniendo reuniones con representantes de la enseñanza pública y privada y con la inspección educativa para redactar dicho reglamento.

Hasta ahora, la Comunidad de Madrid contaba con un sistema de préstamo de libros de texto, que funciona desde el curso 2012-13, para familias en situación socioeconómica desfavorecida. En estos años, ha atendido a 350.000 usuarios, y se ha hecho con un fondo blbliográfico de 218.000 libros de texto.

De acuerdo con los datos con los que cuenta la consejería de Educación, en un 70 por ciento de las asignaturas se utilizan libros de texto, en el 25 apuntes, fotocopias y otros, y en torno al 5 por ciento, libros digitales.