Vídeo: Amenazas de muerte a una vecina en el Barrio Latino - ABC

La Policía Municipal: «En Tetuán hay crimen organizado, droga, botellón y reyertas»

Demoledor informe sobre la situación «de degeneración urbana» en el Barrio Latino, que deja sin argumentos la actitud de negación del problema de la concejal del distrito, Montserrat Galcerán

MADRIDActualizado:

El dispositivo puesto en marcha por la Delegación del Gobierno en Tetuán está dando sus frutos. Los datos de las tres últimas semanas revelan que el trabajo policial está siendo intenso. Concretamente, entre el 25 de octubre y el 15 de noviembre, los agentes desplegados de la comisaría del distrito y de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de la Brigada de Seguridad Ciudadana han practicado un total de 35 detenciones y han identificado a 1.654 personas en estas tres semanas.

El plan, puesto en marcha por la delegada, Concepción Dancausa, arroja también los siguientes datos: 114 actas de droga; 8 actas de armas; 446 vehículos chequeados; 101 controles, y 85 despliegues, especificaron fuentes del Cuerpo Nacional de Policía a este periódico.

La presencia de los agentes en Tetuán, muy especialmente en la zona del llamado Barrio Latino (la zona que circunda a Cuatro Caminos), se fortaleció a partir del 10 de marzo de 2016, dentro del llamado Plan de Prevención de la Delincuencia, que atañe a aquellos distritos de la capital con mayor conflictividad, como Tetuán, Usera y Villaverde. En los primeros cuatro primeros meses hubo un total de 596 detenidos.

A esta actividad policial hay que sumar el anuncio, adelantado por ABC, de que Dancausa ha dado ya su visto bueno a la colocación de cámaras en la zona más complicada del Barrio Latino. Se trata de 19 dispositivos (18 fijos y uno móviles), que se repartirán de la siguiente manera: calle de Topete (7 cámaras); Tenerife (3); Navarra (2); Castilla (2); y una en Santa Juliana, San Raimundo, Carolinas, Alvarado y Carnicer.

Se da la circunstancia de que la actitud que está manteniendo el Ayuntamiento, especialmente la concejal-presidenta de Tetuán, Montserrat Galcerán, dista mucho de reconocer la realidad del barrio. Si el pasado 16 de noviembre montaba una manifestación de escaso éxito «contra la manipulación informativa y política» en el barrio; su propia Policía Municipal reconoce, en el documento en el que solicita al Área de Seguridad del Consistorio la colocación de las cámaras, un rosario de problemas que no permite vivir en paz a sus vecinos.

En la memoria, a la que ha tenido acceso ABC, la Unidad Integral del Distrito habla de consumo de alcohol en la vía pública y estupefacientes«en toda la zona»;«ruidos molestos en el vecindario todos los días de la semana»; «conflictos con agresiones y reyertas, con discusiones y amenazas continuas»; «robos y hurtos, con el problema de la poca disponibilidad de poder realizar esta actividad de prevención policial, debido a la escasez» de plantilla.

Delincuencia organizada

El informe de la Policía Municipal es demoledor para la tesis de Galcerán: «A día de hoy, se configura en lugar habitual de delincuencia organizada, consumo de estupefaciente, botellón, reyertas y, en líneas generales, una zona de creciente e importante sensación de inseguridad ciudadana. Este lugar ha sufrido un claro y rápido proceso de degeneración urbana. Se ha convertido en una zona hostil e insegura para el ciudadano. La gran cantidad de locales de ocio ayudan con sus excesivos horarios de cierre en las noches de fines de semana a que aumente el consumo de alcohol en vía pública, reyertas, etc...».

«Se aprecia –sigue– un clima de deterioro urbano, medioambiental, especialmentye una sensación de inseguridad subjetiva y objetiva que obliga a esta Unidad de Tetuán a dedicar a su vigilancia varios patrullas durante todas las noches los fines de semana».

Yañade: «Finalizada la actividad de los locales, los jóvenes son un caldo de cultivo de peleas, agresiones y robos con violencia».