Seguridad

La Policía ha identificado a 634 okupas en cinco meses, muchos de ellos reincidentes

La criminalidad sube dos puntos en la región y los homicidios se triplican de enero a julio, ha explicado la delegada del Gobierno Concepción Dancausa

La Policía ha identificado a 634 okupas en cinco meses, muchos de ellos reincidentes

En apenas cinco meses la Policía Nacional ha identificado a 634 personas que han usurpado ilegalmente viviendas en Madrid; varios de los cuales son reicidentes y se han detectado cuatro posibles mafias encargadas de estas prácticas. En toda la Comunidad existen 1.398 viviendas okupadas, el 86% de ellas en la capital en los distritos de Latina, Usera, Villaverde, Puente y Villa de Vallecas, Carabanchel, Ciudad Lineal y Centro, en concreto en el barrio de Lavapiés. Así lo ha explicado la delegada del Gobierno, Concepción Dancausa, al término del Consejo y de la Junta Local de Seguridad que ha copresidido junto a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena.

Dancausa ha precisado que desde que se puso en marcha el pasado mes de abril la Oficina de Seguimiento de Viviendas Ocupadas para luchar contra esas prácticas, dependiente de la Jefatura Superior de Policía, se han recibido 3.343 denuncias de propietarios, empresas y/o vecinos perjudicados que han desembocado en 112 alzamientos. Cualquier afectado puede llamar al teléfono 900 100 301 o escribir un correo electrónico a madrid.ocupacioni@policia.es.

La delegada del Gobierno ha dado cuenta de la tasa de criminalidad (delitos y faltas) registrada en la capital en los seis primeros meses del año, que se situó en 71,7 infracciones por cada mil habitantes, 2,1 puntos más que en 2015. Sin embargo, recalcó que la comparación era aproximada, dado que «el cambio del Código Penal en julio de 2015 hace que los parámetros no sean idénticos ya que, lo que antes se consideraban faltas ahora son delitos leves, además de que han surgido nuevas infracciones que antes no se contemplaban».

En el repaso realizado a las estadística de este año en una reunión que se prolongó por espacio de tres horas y a la que asistieron, entre otros, los responsables del Cuerpo Nacional y Municipal de Policía, junto al coronel de la Comandancia de la Guardia Civil, así como el concejal de Seguridad, políticos y asociaciones, se puso sobre la mesa el incremento de los homicidios en la ciudad, al pasar de 4 a 14, «algo que preocupa y mucho», ha agregado Dancausa, así como la resolución de 9 de ellos. «lo que denota la alta eficacia policial», precisó Dancausa. Con todo, aludió a que las cifras de 2015 fueron «extraordinariamente anómalas», ya que en 2914, 2013 y 2011 el resultado fue de 11, 12 y 10, respectivamente.

Por contra, lo que se ha reducido notablemente en lo que llevamos de mes de septiembre, hasta un 60% son los robos en viviendas. En los primeros seis meses del año habían crecido un 9%, lo que hizo que se pusiera en marcha en marzo pasado el Plan Domus, lo que ha permitido desarticular a siete grupos criminales, con casi 700 detenidos, un 18% más que en 2015.

En cuanto a las bandas latinas, las detenciones han ascendido a 90, dos menos que en 2015 y se han llevado a cabo 34 operaciones, cinco menos que durante 2015. Lo que sí ha habido es un incremento de un 2 por ciento de las actas tramitadas por posesión de armas u objetos peligrosos.

Vigilancia a bandas en zonas conflictivas

«La presión policial ha logrado reducir significativamente tanto el número de miembros de las bandas como su actividad. Recordemos que en los años de actividad más intensa de las bandas (desde sus inicios en 2003 hasta 2008-2009) la Policía llegó a tener controlados hasta a 600-700 miembros. Hoy esa cifra se ha reducido hasta unos 250-300», ha subrayado la delegada.

No obstante, como destacó la Fiscalía en su Memoria de 2015, estos grupos tienen una gran capacidad de transformación y, por este motivo, la presión policial y judicial no impide que puedan producirse rebrotes en cualquier momento. Por eso, las unidades especializadas de la Policía mantienen dispositivos específicos en zonas especialmente conflictivas (como Tetuán: Azca y Barrio Latino), que permiten tener muy controlada la actividad de estos grupos.

Por su parte, la alcaldesa, Manuela Carmena, puso el acento en que hay que analizar las causas de por qué se produce un repunte en determinados delitos para combatirlos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios