Pleno en el Ayuntamiento de Madrid Aprobado el nuevo reglamento de las EMVS

El PP amaga con marcharse del Pleno tras enzarzarse con Carmena por permitir los aplausos de los miembros de la Plataforma Antidesahucios

Marta Higueras, concejal en el Ayuntamiento de Madrid, hoy, en el Pleno
Marta Higueras, concejal en el Ayuntamiento de Madrid, hoy, en el Pleno - JAIME GARCÍA
M. R. DOMINGO - @MartaRDomingo Madrid - Actualizado: Guardado en:

La modificación del reglamento de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS) ha sido aprobado por la mayoría del pleno del Ayuntamiento de Madrid con los votos a favor de Ahora Madrid, PSOE y Ciudadanos, con el rechazo del PP. Una normativa que es «la mejor posible hasta que la nueva sea aprobado en verano», ha explicado la delegada de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, Marta Higueras. Unos cambios que para el Grupo Popular no es más que una muestra de cómo Ahora Madrid ha claudicado con Ganemos, el sector crítico de la formación que lidera Manuela Carmena. El debate ha sido interrumpido en varias ocasiones por las quejas del PP ante los plausos y abucheos de los miembros de la Plataforma Antidesahucios (PAH), que han exhibido carteles desde la tribuna de invitados.

Esta modificación sobre el reglamento de 2012 apuesta por el alquiler, no por la compra. Eleva la categoría de joven de 30 a 35 años. Y añade un proceso excepcional con requisitos marcados para personas que hayan recurrido a la okupación. De esta manera, se regulariza la situación de los 87 pisos okupados por familias que no cuentan con el título correspondiente y que se encuentren en esa situación desde antes del 1 de enero de 2016.

La exclusión de los okupas provocó duras críticas por parte de Ganemos, el sector crítico de Ahora Madrid, y, por ello, la Junta de Gobierno decidió posponer el cambio en la norma. Cinco meses después, la EMVS aprobó la regularización excepcional, que queda al margen de la normativa, y que estará vigente durante seis meses.

Los tres grupos han votado a favor de una enmienda transaccional que indica que uno de los requisitos para acceder a una vivienda pública es «no encontrarse ocupando una vivienda o inmueble de titularidad del Ayuntamiento de Madrid, Comunidad de Madrid o EMVS sin título legítimo para ello en el momento de la solicitud o con posterioridad a la misma, salvo en situaciones de excepcional necesidad debidamente valoradas por los servicios sociales».

Los aplausos de la discordia

Durante el debate, Carmena, que ejerce como presidenta del Pleno, ha pedido de forma reiterada el silencio a los invitados durante la intervención del concejal popular Borja Fanjul. Los activistas también han aplaudido el turno de palabra de la socialista Mercedes González, un hecho que ha provocando las protestas del Partido Popular.

La disconformidad manifiesta que han expresado los miembros de la PAH a los argumentos del edil del PP Borja Fanjul se ha destado después de que asegurase que ese reglamento legaliza la «patada en la puerta» y que puede generar un efecto llamada. «Es una auténtica aberración. Es legalizar la okupación a gran escala», ha asegurado.

Y los aplausos de los activistas han llegado cuando la concejala socialista Mercedes González pedía que el PP en materia de vivienda «pase palabra». «¿Con quién está usted? ¿Con los fondos buitre? En eso estoy con Aguirre: 'A mí no me calla nadie'. Mejor es que no hablen de vivienda social por lo menos en esta legislatura», concluyó.

En contra del criterio de Aguirre, la alcaldesa ha sostenido que aunque los invitados «no pueden interrumpir ni dificultar el discurso no están privados del derecho de aplaudir», como también hacen los concejales del Pleno, y ha pedido que la Junta de Portavoces decidiese lo contrario cuando procediese.

«Es jueza, es jurista, aplique el reglamento», ha reclamado Aguire mientras amagaba con marcharse del pleno, mientras la regidora pedía «calma y silencio». Carmena insistía en que el asunto había que discutirlo en la Junta de Portavoces, al tiempo que indicaba que lo que planteaba el PP no tenía «trascendencia» y que ella asumía la responsabilidad de seguir con el Pleno. «Si están disconformes con lo que hace esta presidencia tiene las estructuras de dirección para resolverlo», ha insistido la alcaldesa de Ahora Madrid, antes de dar la palabra al concejal popular Borja Fanjul, quien ha subrayado en que Carmena debe «conocer el reglamento» que está por encima de la Junta de Portavoces.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios