Madrid

Una pintura «anti-orina» cubrirá los edificios del Distrito de Salamanca

Los primeros lugares donde se implantará la experiencia piloto, aprobada en la Junta del Distrito, son un parking público del barrio, escaleras, ascensores y zonas de ocio

Dos jóvenes orinan en una pared de un edificio madrileño
Dos jóvenes orinan en una pared de un edificio madrileño - ÓSCAR DEL POZO
MARTA R. DOMINGO - @MartaRDomingo Madrid - Actualizado: Guardado en:

Una pintura «anti-orina» cubrirá las paredes de los edificios públicos de Salamanca. Así se aprobó el pasado 15 de noviembre en la Junta del distrito a propuesta del Grupo Municipal Ciudadanos, con el apoyo de Ahora Madrid. «La micción pública es una grosería y una infracción a muchos niveles. Aparte de las personas que tienen que potencialmente presenciar el acto real, detrás queda un olor repugnante y desagradable y una mancha antiestética que ofende después y mucho más allá de la propia ofensa pública», indica la propuesta de la formación naranja.

Este revestimiento superhidrófobo no solo protege las paredes públicas de los fluidos corporales, sino que también logra que la orina salpique de vuelta sobre el emisor. En diferentes ciudades del mundo se están realizando experiencias pilotos con este tipo de revestimientos con el fin de desalentar a los ciudadanos a que no miccionen en público en los habituales «puntos calientes», que en general suelen estar en zonas de fiesta, áreas poco iluminadas y ascensores de parkings urbanos. «Después de los fines de semana el olor suele ser desagradable por la presencia de orina y en algunas ocasiones también vómitos. La limpieza se convierte en una tarea muy desagradable», subraya la proposición.

«El coste estimado en Inglaterra –donde ya se han comenzado dos programas pilotos en dos barrios– es de 2.000 libras», indica la edil de Ciudadanos Silvia Saavedra. «Se ha acordado hacer un piloto de la pintura en tres sitios con Ahora Madrid. Como sitios adecuados señalamos un parking público municipal, escaleras, ascensores y zonas de ocio», añade.

Con este plan pionero se recubrirán las superficies problemáticas y se valoraran los siguientes aspectos: el impacto en la modificación de los hábitos de los infractores; el propósito de detener la impregnación de orina en la pared, reduciendo las manchas y los olores; la mayor facilidad de limpieza de las zonas proclives a la realización de estas ofensas tras la aplicación del revestimento; la conveniencia de avisar o no de que la zona está pintada con el revestimiento especial en cuanto a lograr la mayor reducción de las ofensas; y, con las conclusiones, se valorará una posible aplicación más generalizada en el distrito.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios