Un coche transita por Madrid
Un coche transita por Madrid - ÓSCAR DEL POZO

Las nuevas normas de Carmena para circular por Madrid

El borrador de la nueva Ordenanza de Movilidad del Ayuntamiento prohíbe los monopatines y las «bicibirras» y obliga a que los VTC sean ECO y Cero

MADRIDActualizado:

El Ayuntamiento de Madrid quiere estrenar una nueva ordenanza de Movilidad Sostenible, que sustituirá a la de 2005, antes de que entre en vigor el Área de Prioridad Residencial del distrito Centro el próximo junio. La delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, presentó ayer el borrador de la futura norma que, previsiblemente, será aprobada en la Junta de Gobierno antes de Semana Santa.

Entre los principales cambios introducidos en el texto, el Consistorio planea prohibir las «bicibirras» y las bicicletas que transporten a más de dos ocupantes. Tampoco estará permitido circular tanto por la acera como por la calzada con monopatín, ya que, a partir de ahora, tendrá solo «carácter deportivo». Sin embargo, los patinetes y los patines sin motor sí podrán rodar por los carriles bicis y por las aceras, siempre y cuando circulen al mismo ritmo que los peatones.

En el caso de que se patine por la calzada en carriles bici integrados, los usuarios tendrán que llevar casco, no estar conectados a auriculares y ser mayores de 16 años.El texto también recoge que a los taxis y a los Vehículos Turismo con Conductor (VTC) se les exigirán requisitos ambientales para circular. Todas las nuevas autorizaciones VTC tendrán que ser ECO o Cero, y C en el caso de los coches adaptados.

Para los turismos que ya tengan estos permisos antes de que la ordenanza entre en vigor, habrá un régimen transitorio: hasta el 31 de diciembre de 2022 podrán circular los coches con etiqueta B y sin distintivo; y los que tengan la C, lo podrán hacer hasta el 31 de diciembre de 2027.

Velocidad limitada a 30 kilómetros por hora en las vías de un carril por sentido

La velocidad en las calles de Madrid que tengan un solo carril o uno por sentido se limitará a 30 kilómetros por hora. Y en las vías en las que calzada y acera estén a un mismo nivel se reducirá a 20 kilómetros por hora.

Respecto a los peatones, la norma les permitirá cruzar por cualquier punto, no solo por los pasos de peatones, en las calles incluidas dentro de las las «Zonas 30», como son los barrio de Salamanca y Santa Eugenia. Fuentes del área de Medio Ambiente y Movilidad incidieron en que «esta regulación ya está recogida en el catálogo de señales de Fomento y en el reglamento general de circulación».

Obligatorio tener seguro, timbre, luces, reflectantes y casco para usar «segway»

Esta ordenanza regula por primera vez los llamados «vehículos de movilidad urbana», a los que el director general de Circulación, Francisco López Carmona, se refirió como «autos locos». Éstos son los vehículos del tipo «segway»» y patinetes eléctricos. Para todos ellos, el Ayuntamiento establece que puedan circular en grupos de un máximo de seis personas más un guía previa autorización expresa.

Tanto los usuarios de «segway» como los de las bicicletas con cesta grande, bicis con pasajeros, trixies (transportines para animales), bicis que llevan pasajeros mirando hacia atrás y bicicletas con cestas para distribuir las mercancías estarán obligados a llevar luces, timbre y elementos reflectantes. Además, en el caso de que se utilicen para actividades de lucro económico, deberán tener seguro y casco. Asimismo, se establece un límite de velocidad de 20 kilómetros por hora para todos ellos y se especifican zonas en que pueden circular y aparcar según los casos.

Se crearán las Zonas de Aparcamiento Vecinal en barrios colindantes al SER

También se abre la posibilidad de que la Junta de Gobierno pueda modificar el horario de pago del aparcamiento en zona SER sin necesidad de reformar la ordenanza. El Consistorio también plantea la implantación de Zonas de Aparcamiento Vecinal, de pago para no residentes, en los barrios del exterior de la M-30 donde los vecinos lo demanden por la saturación de aparcamiento. En estos casos, los vecinos de los barrios no pagarán una tasa por aparcar su coche en la calle a diferencia de lo que sucede en los del interior de la M-30 y tampoco tendrán límite de tiempo de estacionamiento.

Las motos no podrán transitar ni aparcar en la acera si hay sitio en la calzada

Desde que la ordenanza entre en vigor, se prohibirá el aparcamiento de las motos y los vehículos de dos ruedas en la acera, siempre que haya zona de aparcamiento. En las zonas señalizadas como de prioridad residencial, se podrá dejar en la acera, pero será obligatorio dejar tres metros de espacio libre para los peatones. En el caso de las bicicletas, se permitirá usar las barandillas que separan la calzada y la acera para anclarlas. También se podrá aparcar la bici en los parking municipales con tarifa especial, una posibilidad que también se hará extensiva a las motos.

Las bicis podrán rodar en sentido contrario en las ciclocalles y zonas residenciales

La nueva Ordenanza de Movilidad incluye la posibilidad de que las bicicletas giren a la derecha cuando un semáforo en rojo, siempre que esté señalizado. También se permitirá la circulación en ambos sentidos en las calles residenciales, las que tienen una velocidad limitada a 20 kilómetros por hora, y en las ciclocalles.

El portavoz de Ciudadanos en Medio Ambiente y Movilidad, Sergio Brabezo, advirtió ayer de la peligrosidad y «los accidentes» que generarán estos cruces entre coches, bicis y peatones. En la misma línea se manifestó el RACE, que ve en estas medidas «improvisación y falta de coherencia»: «Girar con semáforos en rojo van en contra de la formación vial».

Sin embargo, desde En Bici por Madrid, Miguel Samperio celebra la medida: «A velocidad contenida y con civismo, no debería haber problemas», sostuvo en declaraciones a ABC y subrayó que la medida se aplica en calles «residenciales pequeñas».

El tiempo de carga y descarga, controlado por tique electrónico

El Ayuntamiento va a desarrollar una aplicación telemática que permitirá controlar en tiempo real el uso indebido de plazas reservadas para personas con movilidad reducida o el lapso en que permanece un vehículo de reparto haciendo las labores de carga y descarga, que será controlada mediante un tique electrónico.

El tiempo máximo lo regulará la Junta de Gobierno directamente. El horario general será de 7 a 22 horas para vehículos de menos de 18 toneladas y de 22 a 7 horas para los que superen este peso. Todos estos camiones tendrán que darse de alta en el nuevo registro de distribución urbana de mercancías. En el caso de que el transporte de mercancías se haga en bicicleta, será obligatorio usar casco y tener un seguro. También se intensificará la vigilancia de las plazas reservadas para personas con movilidad reducida en centros comerciales y de ocio.

Las sillas de ruedas con motor podrán ir por zonas peatonales y aceras bici

Las personas con movilidad reducida serán «especialmente protegidas», según indica el Consistorio, en cuestiones de seguridad vial y con preferencia en los aparcamientos. Así, tendrán prioridad para acceder a las plazas de la red del parking públicos. Se prohibirá el aparcamiento de las motos sobre los pavimentos podotáctiles situados en las aceras con el objetivo que no obstaculicen su manera de orientarse en la ciudad. Y también se intensificará la vigilancia de las plazas reservadas para discapacitados en los centros comerciales y zonas de ocio.

Quienes tengan sillas de ruedas motorizadas podrán circular por las zonas peatonales y las aceras bici cuando su ocupante tenga la tarjeta de estacionamiento para personas con movilidad reducida (TEPMR). Y los eurotaxis podrán recoger y dejar a estos usuarios en las reservas de estacionamiento para estos colectivos.

Todas estas novedades introducidas por el gobierno de Ahora Madrid no han contentado a todos, especialmente, a los automovilistas y a algunos de la oposición. El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, calificó la nueva norma planteada por el Gobierno municipal como la ordenanza de la «inmovilidad» y pidió «garantizar» el desplazamiento de vehículos además del de peatones.

Para el edil de Ciudadanos, Sergio Brabezo, el texto presentado ayer por el equipo de Sabanés es un «atropello al peatón» al incluir, según su criterio, medidas «preocupantes» para los viandantes. «Vemos que lo que se ha hecho es un ataque al peatón, porque lo que se hace es que la bicicleta pueda saltarse semáforos en rojo, algo puede dar lugar a atropellos, y además se legaliza el carril bici en acera, algo que hemos dicho que pone en peligro al peatón», subrayó el concejal.

Más satisfecho se mostró el concejal del PSOE, Chema Dávila, que destacó las medidas planteadas por los socialistas que incluye el borrador de la ordenanza de Movilidad y que considera que contribuirán a mejorar la movilidad y a reducir los picos de contaminación. Los trámites hasta que se apruebe definitivamente la nueva norma se dilatarán durante meses, ya que a partir de ahora se abre un plazo de alegaciones en el que los distintos colectivos de ciclistas, peatones, automovilistas, ecologistas y grupos de la oposición podrán aportar sus enmiendas y proposiciones.