Madrid

El motín del CIE estaba planeado por 90 argelinos que iban a emplear rehenes para escapar

Según el correo electrónico al que ha tenido acceso Efe, algunos agentes del CIE sabían que unos 90 argelinos estaban «preparando un amotinamiento y posterior evasión del centro»

Los internos, durante el motín de anoche - AFP
EFE Madrid - Actualizado: Guardado en:

Varios representantes de la Unión Federal de Policía (UFP) de Madrid avisaron el pasado día 11 a responsables policiales de que se estaba preparando un motín en el Centro de Internamiento de Extranjeros de Aluche (Madrid).

Según el correo electrónico al que ha tenido acceso Efe, y que esa organización remitió al jefe regional de Operaciones, el comisario principal Antonio Martín Zaragoza, agentes destinados en el CIE tuvieron constancia de que unos 90 internos argelinos estaban «preparando un amotinamiento y posterior evasión del centro».

La acción estaría planeada de forma muy similar al motín ocurrido el día 5 en el CIE de Sangonera de Murcia, de donde se fugaron 67 internos, más de la mitad detenidos.

Son informaciones que los funcionarios de policía del CIE de Aluche transmitieron a sus superiores «mediante las correspondientes minutas» y que procedían de algún interno y del personal laboral.

«Inminente y con rehenes»

En el correo de la UFP se señala que el amotinamiento se realizaría «de forma inminente, en los turnos de tarde-noche, para lo cual tomarían como rehén a personal laboral, a ser posible, y si no, a un funcionario de policía».

Al parecer, y siempre según el correo, en las labores previas al amotinamiento, los internos fueron manipulando algunos efectos como un pantalón de policía, cepillos de dientes, barras, tijeras, cuchillas de afeitar... «hasta convertirlas en armas, tales como punzones y pinchos».

Asímismo, los bancos metálicos que estaban soldados al suelo fueron arrancados «con la finalidad de ser utilizados como arietes contra las puertas».

Prueba de ello, añade el correo de la UFP, es que se han encontrado algunos objetos de este tipo en huecos y escondites.

El sindicato decidió dirigirse al jefe regional de operaciones después de que los responsables policiales no hubieron «tomado medidas preventivas ni disuasorias» a pesar de que los agentes destinados les entregaron las citadas «minutas».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios