Madrid

El motín del CIE colapsa Carabanchel

Cientos de adultos y de niños han llegado tarde a los trabajos y a los colegios

Numerosos vehículos atascados entre la avenida de los Poblados y Eugenia de Montijo
Numerosos vehículos atascados entre la avenida de los Poblados y Eugenia de Montijo - J. G. N.

El corte de una de las dos calzadas de la avenida de los Poblados a la altura del CIE de Aluche ha provocado esta mañana un histórico y monumental atasco de tráfico en las principales calles de Carabanchel, como por ejemplo Eugenia de Montijo, Joaquín Turina, Fátima y avenida de Carabanchel.

Cientos de coches han quedado atrapados en los cruces, donde no había ni un solo agente de la Policía Municipal a pesar de que a escasos metros hay unas dependencias de ese cuerpo, en la calle Albox. Cientos de trabajadores han llegado tarde a sus empresas, así como decenas de niños que acuden a los colegios cercanos. Muchos padres dejaban sus coches en cualquier lugar y llevaban a la carrera a sus hijos a clase bajo una intensa lluvia.

Igualmente ha habido vecinos que hoy han llegado tarde a citas médicas en el ambulatorio de Aguacate y en el hospital Doce de Octubre por culpa de estas retenciones que también han obligado a las ambulancias a circular en dirección contraria para sortear las retenciones.

Los autobuses han acumulado notables retrasos, como las líneas 34, 35, 47 y 139. Otros, como el 131 y 121 han sido desviados, dando un rodeo de varios kilómetros hasta pasar por el intercambiador de Aluche.

Los vecinos y conductores se han quejado de la casi nula presencia de la Policía Municipal y de sus erróneas decisiones, como no habilitar una de las dos calzadas de la avenida de los Poblados para que circularan los coches en ambos sentidos. Así como que no cortaran la circulación en esa avenida a la altura de Eugenia de Montijo, donde los conductores hubieran tenido más escapatorias. Sin embargo, permitían circular por la avenida de los Poblados y al llegar a la glorieta del polideportivo de Las Cruces (el único punto donde había policías municipales) les obligaban a dar la vuelta y retroceder por donde habían venido.

Otro motín en el autobús 131 de la EMT

En medio de este caos se ha producido un hecho muy desagradable protagonizado por el conductor de un autobús de la EMT de la línea 131, sobre las 8,00 horas, según ha sido testigo este periódico.

Este autobús, que iba en dirección a Aluche, se tuvo que desviar de su trayecto varios kilómetros al estar cortada, desde horas antes, la avenida de los Poblados. Al pasar delante del colegio María Inmaculada, en la calle de Joaquín Turina, tres niños de unos doce años que estudian en el mismo pulsaron el botón para que el autobús les dejara en la parada que hay junto al centro. Sin embargo, el conductor se negó a parar y ante las protestas de algunos viajeros respondió que «tengo órdenes de no parar».

Esta respuesta, sumada a que desvió el autobús varios kilómetros más y finalmente dejó a los viajeros lejos de la parada de Aluche, provocó las airadas protestas de todos los pasajeros, que golpearon los cristales y las puertas del autobús y amenazaron al conductor con llamar a la Policía. Los viajeros consultados por este periódico coincideron en afirmar que el conductor en ningún momento les advirtió en las paradas anteriores que se tenía que desviar de su ruta habitual.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios