El Ministrio de Hacienda, Cristóbal Montoro, en el Congreso de los Diputados
El Ministrio de Hacienda, Cristóbal Montoro, en el Congreso de los Diputados - JAIME GARCÍA

Montoro ve inaceptable que Madrid diga que incumplirá la Ley de Estabilidad

El Ministro asegura en que en España hay «millares» de ayuntamientos que tienen superávit, lo que es «compatible» con cumplir la regla de gasto

MADRIDActualizado:

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha afirmado hoy que todas las administraciones están sujetas a la ley de estabilidad, y ha considerado inaceptable que el delegado de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Madrid, Carlos Sánchez Mato, declare que la incumplirá. «Sánchez Mato no es una autoridad en España para decir que va a incumplir esa ley», ha advertido Cristóbal Montoro en los pasillos del Congreso al ser preguntado por la intervención de las cuentas municipales madrileñas.

El titular de Hacienda ha dicho que todas las administraciones deben cumplir la legislación sobre estabilidad presupuestaria y ha asegurado que «el Gobierno lo que está haciendo es garantizar su cumplimiento». Ha explicado que en España hay «millares» de ayuntamientos que tienen superávit, lo que es «compatible» con la ley de estabilidad, que establece que el gasto de las administraciones debe aumentar menos que el crecimiento de la economía.

Montoro ha reconocido que el Ayuntamiento que dirige Manuela Carmena cuenta con superávit «desde hace años», pero ha reiterado que ningún ayuntamiento puede promover un aumento del gasto por encima de las reglas. «La regla es bien sencilla y no tengo más argumento del que estoy diciendo», ha señalado el ministro, que ha insistido en que se trata de «gobernanza europea» y en que eso es «lo que el Gobierno quiere garantizar».

En cualquier caso, se ha mostrado dispuesto a comparecer ante el Congreso para explicar la decisión de su departamento de intervenir las cuentas de Madrid, como ya han solicitado tanto el PSOE como Unidos Podemos. El Ministerio de Hacienda comunicó ayer al Ayuntamiento de Madrid que desde ahora tendrá que presentar, semana a semana, un certificado de sus cuentas para garantizar el cumplimiento de la regla de gasto, una intervención que el equipo de Carmena considera un «trato injusto» y desigual respecto a otros municipios.