Madrilánea Debod, el templo del sexo

La proliferación de encuentros sexuales entre desconocidos ha colmado la paciencia de los vecinos del emblemático enclave

Una pareja observa el Templo de Debod al anochecer
Una pareja observa el Templo de Debod al anochecer - ÓSCAR DEL POZO
MARCELINO ABAD Madrid - Actualizado: Guardado en:

Es noche cerrada. El Templo de Debod parece dormido. La soledad contrasta con la afluencia de usuarios en distintos foros de internet. Gente en busca de sexo se pregunta por un sitio donde alternar. No se conocen todavía pero se citan en el parque de Debod. Concretamente, en la intersección de la calle Profesor Martín Almagro Basch con la calle Irún. Allí hay algunos coches aparcados pero aún no se va a nadie.

Los minutos pasan. Una aplicación móvil para concertar encuentros sexuales comienza a geolocalizar usuarios. No ha pasado mucho tiempo desde que los primeros en llegar se introdujeran en los matorrales que blindan el templo, pero ya se distingue a uno de ellos agachado a la altura del miembro del otro. A pocos metros, un hombre sale de su coche, retira el asiento del copiloto hacia atrás y deja la puerta abierta. Otro sube al vehículo y al rato aparece un tercero que los mira desde fuera. Allí permanece un rato palpándose la entrepierna.

Lo que contemplan los dioses Amón e Isis, en cuyo nombre el rey Adijalamani mandó construir el templo, es una práctica sexual conocida como cruising.

El cruising consiste en mantener relaciones sexuales con una o varias personas desconocidas en lugares públicos. Se caracteriza porque los participantes buscan preservar su identidad y no repetir pareja. Este término suele emplearse cuando los intervinientes son homosexuales, mientras que si son heterosexuales se habla de dogging o cancaneo. En cualquier caso, ambas nomenclaturas definen la misma práctica sexual.

Precisamente, es el cruising lo que tiene en pie de guerra a los vecinos del barrio de Debod. Aseguran que «están hartos» de que la colina que rodea el templo se convierta por las noches en un contenedor de preservativos usados, pañuelos desechables y sobres de lubricante.

Si quieres leer más sobre la noticia, pincha aquí.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios