Obras para levantar el puente de la avenida del Mediterráneo
Obras para levantar el puente de la avenida del Mediterráneo - ABC

Levantan un puente de la M-30 para reparar sus apoyos

El viaducto de Avenida del Mediterráneo se elevará cuatro metros sobre su altura habitual

MADRIDActualizado:

El Ayuntamiento de Madrid ha comenzado los trabajos para levantar el puente de la avenida del Mediterráneo que salva la M-30 con el fin de realizar las reformas necesarias. El objetivo es alzar su parte superior cuatro metros por encima de su altura habitual para que quede separado de los apoyos que lo sujetan y, de esta manera, poder realizar los trabajos de reparación pertinentes sobre ellos.

El levantamiento de la plataforma estaba previsto para la noche del sábado al domingo pero, debido a que los bloques se encontraban más unidos de lo que creían, no pudieron ejecutar la operación con éxito. Ante esto las obras se han alargado a lo largo de todo el domingo.

Para poder realizar esta operación, el Gobierno municipal ha traído una compleja maquinaria desde Bélgica. Además, a lo largo de la última semana, varios operarios han montado las piezas necesarias para ajustarse a las dimensiones del puente, que tiene un peso de 450 toneladas. Para el izado, la empresa encargada de su ejecución, Sarens, ha diseñado un pórtico metálico de siete metros de longitud y doce de anchura de forma específica para la sujeción de esta vía que pende sobre la M-30. Así mismo, está prevista la colocación de dos vigas que actuarán como apoyo provisional del puente.

Tras finalizar el levantamiento de la parte superior, los apoyos de la plataforma o, lo que es lo mismo, la base de esta, quedarán al descubierto para poder proceder a sus reparaciones ya que, según el Ayuntamiento, se encuentran muy deteriorados.

Este primera izado, afectará al tramo del puente que sobrevuela la M-30 en dirección sur. Una vez arreglados los desperfectos de esta parte, se reutilizarán los mismos equipos para hacerlo descender y, posteriormente, se repetirá el mismo procedimiento para volver a emplear la misma táctica en la sección del elevado ubicada en el sentido norte de la circunvalación madrileña.

El sistema de elevación utilizado es similar al empleado en el izado de elementos en el Nuevo Puente Champlain, en Montreal (Canadá) o, entre otros, al del puente de Rande, en Vigo.

Debido a las obras, este paso estará parcialmente cortado al tráfico hasta el próximo 1 de octubre. Para evitar retenciones, el Ayuntamiento recomienda evitar la zona en la medida de lo posible, usar el transporte público y propone itinerarios alternativos: para entrar a Madrid, hacerlo por la M-30-O’Donnell o la A-4 y, para salir de la capital, utilizar las salidas de O’Donnell o Ciudad de Barcelona.