Justicia El hombre que se encerró con un niño de 2 años y un cúter en una escuela acepta 3 años de cárcel

El suceso se produjo en mayo de 2015 en Colmenar del Arroyo; el acusado pidió que la prensa acudiera a escuchar los motivos del secuestro

El día del secuestro en Colmenar del Arroyo, después de detener al acusado
El día del secuestro en Colmenar del Arroyo, después de detener al acusado - DE SAN BERNARDO
S. L. Madrid - Actualizado: Guardado en:

El hombre que sembró el pánico en una guardería de Colmenar del Arroyo en mayo de 2015 al retener a uno de los menores ha aceptado en el juicio, celebrado esta mañana, una condena de tres años de cárcel por un delito de secuestro y lesiones después de conformarse con el acuerdo de penal alcanzado por las partes.

Antes de quedar visto para sentencia, la fiscal del caso ha rebajado la solicitud inicial de cuatro años y cinco meses de prisión a tres años de cárcel, tal y como habían pactado previamente las partes de cara al juicio. Pese al acuerdo, los padres no han quedado satisfechos con la pena impuesta y, al concluir la vista, han roto a llorar en los pasillos.

Siempre según las conclusiones provisionales de la Fiscalía, el procesado, mayor de edad y sin antecedentes penales, acudió el 12 de mayo de 2015 a la escuela infantil de Colmenar del Arroyo, donde intentó sin éxito cerrar el centro y quedarse en su interior con los niños.

Frustrado este primer propósito al no encontrar las llaves de la escuela, intentó coger, también sin éxito, dos carritos de bebé con los niños en su interior, hasta que finalmente se encerró en uno de los baños con un niño de dos años que pasaba por allí.

Durante el encierro sujetó con fuerza al menor y exigió a la Policía, como condición para liberarlo, una televisión y que se personaran en el lugar los medios de comunicación para dirigirse verbalmente y en directo a los mismos con el fin de exponer unos motivos que sólo quería comunicar delante de la prensa.

Así, mantuvo retenido al menor durante unas cinco horas, cuando tras la intervención de la Guardia Civil cesó voluntariamente en su propósito. El procesado durante el secuestro llevaba un cúter, viviéndose momentos de máxima tensión puesto que en varias ocasiones lo ponía a escasa distancia del cuello del menor. El procesado se encuentra privado de libertad por esta causa desde el 12 de mayo de 2015.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios