El delegado de Economía y Hacienda del Ayuntamiento, Carlos Sánchez Mato
El delegado de Economía y Hacienda del Ayuntamiento, Carlos Sánchez Mato - MAYA BALANYA

Independencia de CataluñaSánchez Mato arremete contra las empresas que se marchan de Cataluña: «Es tristísimo»

El edil madrileño considera que la fuga a causa del desafío independentista es «meramente publicitario» y una «argucia política»

MADRIDActualizado:

El delegado de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Madrid, Carlos Sánchez Mato, ha criticado que se utilice el cambio social de diversas empresas de Cataluña a otras regiones, como Madrid, en el marco de una «estrategia del miedo» y recalca que esta medida no supone ni más empleos ni ingresos para la región.

Además, ha asegurado que se requiere diálogo para resolver el conflicto generado en Cataluña a raíz del referéndum del 1-O y que si ambas partes tuvieran esa voluntad, se estaría hablando de calendario de reuniones. El delegado ha señalado también que la Constitución está «obsoleta» en varios aspectos.

En una entrevista a Onda Madrid, recogidas por Europa Press, Sánchez Mato ha indicado que le gusta «más que competir, cooperar» con otras regiones y que él lo que desea es «que crezca el empleo en Cataluña y en Madrid».

Sánchez Mato ha opinado que el tema de traslado de empresas de Cataluña a otras regiones es «meramente publicitario» y una «argucia política» puesto que «ningún empleo» se cambia de una región a otra. También ha dicho que en tema de ingresos esta medida no tiene repercusión porque hay cambio de algunos impuestos pero «menores».

«Es tristísimo que se vea como positivo una estrategia del miedo», ha subrayado el delegado de Economía y Hacienda para criticar el Real Decreto elaborado por el Gobierno central para facilitar el cambio de sedes sociales de empresas.

Sánchez-Mato también ha dicho que es necesario voluntad de diálogo por ambas partes y que la vía no debe ir por «declaraciones unilaterales de independencia» por parte de la Generalitat ni por «actuaciones con el mazo» por parte del Gobierno central del PP. «Si uno quiere dialogar, tiende puentes», ha subrayado para comentar que se están dando actuaciones que son una forma de «agrandar la brecha» y de «generar independentistas». Frente a ello, ha dicho que se convence y seduce «más con abrazos que con porrazos».