Madrid

Impactos de bala en el campus universitario de Cantoblanco

La Autónoma y el CSIC están dispuestas a acabar con esta práctica ilegal que comenzó en 2012

Los cartuchos recogidos en el campus de Cantoblanco, a la derecha una de las ventanas dañadas
Los cartuchos recogidos en el campus de Cantoblanco, a la derecha una de las ventanas dañadas - @manuel_de_leon
S. L. Madrid - Actualizado: Guardado en:

El instituto de física teórica UAM-CSIC y el instituto de ciencias matemáticas ICMAT publicaron ayer un comunicado a raíz de los impactos de proyectiles encontrados en las instalaciones del campus universitario de Cantoblanco. Fue el pasado 5 de septiembre cuando los trabajadores del centro se encontraron una ventana completamente rota tras haber recibido el impacto de un proyectil. La ventana alcanzada pertenecía al Instituto de Física Teórica pero no es la única afectada pues en agosto de este mismo año, el centro alcanzado fue el Instituto de Ciencia de Matemáticas. Las balas han alcanzado puertas, cristales y paredes y los trabajadores de distintos edificios han llegado a recoger hasta 18 balas según una información de Telemadrid.

Tanto el pasado día 5 como en el episodio vivido en el mes de agosto, los responsables de los centros solicitaron la presencia de la Guardia Civil en el lugar. Dicho cuerpo comenzó en ese momento los estudios pertinentes para averiguar la procedencia de los proyectiles. La situación vivida este verano no es nueva. A finales de 2012 y principios de 2013 los hechos se repitieron y fueron denunciados a la Policía Nacional que realizó varias inspecciones en la zona sin un resultado concluyente.

Ante la gravedad de la situación desde las instituciones universitarias afectadas se ha solicitado el asesoramiento de los aspectos jurídicos y en materia de prevención de riesgos laborales por las posibles instrucciones a tomar en relación con el peligro que supone que el individuo o los individuos que han elegido el campus de Cantoblanco como campo de pruebas de tiro sigan actuando de esta forma. Todos los centros afectados ya están coordinados para decidir los pasos a dar, que incluyen un trabajo especial con la Federación Madrileña de Tiro Olímpico que esta ubicado en la misma zona. Además hay otro campo de pruebas de tiro cercano por lo que la sospecha de que relaciona estos centros con los disparos no se ha hecho esperar.

Desde el campo de tiro «El Plato» cercano al campus, aseguran a ABC que es «completamente imposible» que se les relacione con estos hechos porque los balas encontradas no se corresponden con los cartuchos que se utilizan allí. Todos los trabajadores están convocados a una próxima reunión informativa a todos los trabajadores que han mostrado su preocupación ante la situación.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios