Sucesos

«El hermano Pedro era demasiado cómplice con sus alumnos»

Los padres de los estudiantes del colegio Maravillas, «inquietos» tras el encarcelamiento del religioso

El «hermano Pedro», junto a un grupo de alumnos del Maravillas
El «hermano Pedro», junto a un grupo de alumnos del Maravillas - ABC

La detención e ingreso en prisión del «Hermano Pedro» esta semana ha colapsado los grupos de Whatsapp de los padres de los alumnos del Colegio Nuestra Señora de Las Maravillas. El propio centro informó el viernes por la tarde, en un comunicado, que el religioso había sido detenido y posteriormente encarcelado a su regreso de un viaje a la India con exalumnos. El religioso ya había sido puesto a disposición judicial el pasado 28 de agosto, tras ser arrestado una primera vez. El cargo, según relató su abogado a ABC, es el de corrupción de menores ya que se le encontró material fotográfico comprometido.

Incredulidad, enfado, expectación... son muchos los estados de ánimo por los que pasan las familias de los niños estos días. Al menos, ahora se muestran «tranquilas» tras conocer el encarcelamiento del «hermano Pedro». «Cuando la Guardia Civil actúa es por algo», comentó alguno de los progenitores a las puertas del centro privado. Sin embargo, aseguraron desconocer los «motivos exactos» de su detención. Estos responden, según informó ayer a ABC el abogado defensor del «Hermano Pedro», a la tenencia de «cierto material fotográfico» y que, presuntamente, sería de él. «El colegio nos informó en verano con un comunicado tras la primera detención en agosto. Ahora hemos recibido otro diciendo que estaba ya en la cárcel. No sabemos más. El centro no ha entrado nunca a informar sobre los motivos que propiciaron su arresto», explican varios padres de alumnos.

Algunos de ellos hace tiempo que sospechaban del comportamiento cercano del religioso con los alumnos. «Tenía una actitud demasiado cómplice con ellos, sobre todo con los chicos. Se escuchaban cosas... Impartía cursos de cómo usar internet de forma segura y organizaba charlas con grupos de chavales en su despacho. Pero no imaginábamos este desenlace», comentan. «Yo estaba tranquilo porque tengo hijas y dicen que tenía más cercanía con los chicos», expuso un padre que, como todos los entrevistados por este diario, prefiere mantenerse en el anonimato. El personal del centro, por su parte, eludió responder cualquier pregunta sobre el religioso.

Activo en las redes sociales

En lo que sí coinciden todos es en que era muy activo en las redes sociales. «Tenía cuenta en Twitter y está muy familiarizado con las nuevas tecnologías. Era joven y empatizaba bien con los adolescentes. Siempre estaba en todas las fiestas y actos que organizaba el colegio», cuentan. «Ha borrado todas sus cuentas», se sorprende un padre al intentar buscar una foto del «Hermano Pedro».

«Contra el colegio no tenemos nada. Es muy buen centro. Esto puede pasar en cualquier tipo de colegio sea privado, religioso, público o concertado», defendió otro grupo de padres. «No sabemos quién ha denunciado, pero sí que desde el curso pasado no estaba en el centro. Dijo que se iba para formarse. Sin embargo, sí que participó en las colonias del cole en Villalba. Por entonces debía seguir contando con la confianza de la cúpula directiva del Maravillas», opinan.

Respecto a la presencia del religioso en las convivencias de verano y en un viaje con exalumnos a lndia, creen que no está relacionado con la detención. «Eso lo tendrá que investigar la Guardia Civil. Quiero creer que el colegio le habría denunciado y expulsado si hubiera tenido conocimiento de cualquier cosa rara», confían.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios