Noelia de Mingo en los Juzgados de Plaza Castilla el pasado mes de julio
Noelia de Mingo en los Juzgados de Plaza Castilla el pasado mes de julio - De San Bernardo
Tribunales

El forense, a favor de la libertad de Noelia de Mingo: «Su esquizofrenia está en completa remisión»

Aboga porque se la trate de forma ambulatoria y que sus familiares hagan un curso para detectar retrocesos en su patología La última palabra la tiene la Audiencia Provincial, que decidirá si ratifica el informe judicial y suspende el internamiento

MadridActualizado:

Está a un paso de la libertad después de permanecer diez años ingresada en el penal psiquiátrico de Foncalent (Alicante). Se trata de la doctora Noelia de Mingo, de 45 años, quien en pleno brote psicótico asesinó a tres personas e hirió a otras siete en la Fundación Jiménez Díaz. Fue el 3 de abril de 2003. Por esos hechos fue condenada a veinticinco años de internamiento en ese recinto terapéutico en el que ingresó en agosto de 2006.

No obstante, esa medida puede tener los días contados. «La esquizofrenia paranoide que padece está en completa remisión, por ello, no hay ningún motivo para que De Mingo continúe con esa medida de seguridad. Puede seguir tratamiento ambulatorio».

Ese es el resultado de la evaluación que le realizaron en la Clínica Médico Forense el pasado 12 de julio, al que ha podido acceder ABC. «El riesgo de conducta violenta futura por su parte puede considerarse bajo», precisa. Y ese mal, que se detectó en 2001, tuvo «un episodio violento psicótico», el del baño de sangre que causó. El único.

El examen coincide con la petición que realizó la juez de Vigilancia penitenciaria número 2 de Alicante a la Audiencia Provincial de Madrid, en la que pedía que la interna fuera dada de alta, a tenor de su buena evolución. Luego se sumó la Fiscalía de Madrid.

Ahora, será el tribunal que la juzgó –la Sección Decimosexta– el que tendrá la última palabra tras analizar el dictamen judicial. Como informó ABC, la Audiencia pidió en su día opinión a todas las partes y aceptó la petición que realizó la acusación popular, ejercida por Carlos Sardinero de la Asociación del Defensor del Paciente, de que se la sometiera a un examen «imparcial» antes de resolver el asunto. Además, solicitaba, que en caso de que el informe fuese favorable a la suspensión del internamiento –al que se oponía–, fuera ratificado en una vistilla.

«El riesgo de conducta violenta futura por su parte puede considerarse bajo», precisa el estudio. Tuvo un único episodio violento psicótico, el del baño de sangre que causó

Este es el penúltimo paso antes de que la Audiencia Provincial decida si admite la petición del juzgado alicantino de que salga del penal psiquiátrico y siga un tratamiento ambulatorio. Se prevé que su resolución se produzca en breve, ya que requirió el informe con carácter de urgencia. Por ello, podría darse el caso de que la doctora, que está de «vacaciones», regrese al centro de Foncalent para recoger sus pertenencias. Y es que De Mingo obtuvo un permiso de 90 días que comenzó el pasado 1 de julio y que concluirá el próximo 29 de septiembre.

Los forenses determinan en su estudio que esta mujer se someta a un control médico de por vida –quincenal, en principio– y que ingrese en un centro en caso de sufrir una descompensación. Le suministrarían inyectables por su mayor adherencia terapéutica y aconsejan a su hermano y a su madre que acudan a un grupo terapéutico especializado, a pesar de que conocen los síntomas del mal que la aqueja, para que sepan detectar retrocesos. Vivirá con su progenitora.

«Trabajo no estresante»

En cuanto a la afectada, que lleva casi un lustro en «tercer grado», los facultativos indican que es plenamente consciente de que la enfermedad que la aqueja es crónica y cursa, durante las fases de descompensación, con alucinaciones, delirios y alteraciones de comportamiento, por lo que debe medicarse. De Mingo quiere trabajar en algo «no estresante», como traductora de textos de medicina o de valenciano. Durante su reclusión ha estudiado esa lengua en la Escuela Oficial de Idiomas, además de portugués e inglés. Además, ha hecho un Máster de Psicología.