Madrid

Expedientados 23 trabajadores de limpieza en Getafe por cobrar facturas falsas

Los empleados presentaban extractos ficticios de servicios médicos para recibir la prestación económica regulada por convenio. Los investigados serán despedidos si se confirma la estafa

Uno de los camiones de limpieza que operan en Getafe
Uno de los camiones de limpieza que operan en Getafe - AYUNTAMIENTO DE GETAFE

El Ayuntamiento de Getafe ha abierto expediente a 23 trabajadores de la empresa municipal de Limpieza y Medio Ambiente (Lyma) por cobrar facturas falsas. Los empleados, supuestamente, presentaban extractos ficticios para recibir las prestaciones sanitarias estipuladas por convenio. Fuentes de Lyma calculan que el importe estafado podría alcanzar los 13.800 euros por cada año en los que se hiciera.

La empresa, que ha abierto una investigación, siguió el rastro de este presunto fraude el pasado verano, tras percatarse de que una de las facturas era irregular. Fue entonces cuando revisaron las solicitudes y observaron que hasta 23 empleados de la plantilla reclamaban el importe de asistencias médicas que nunca se produjeron. Esta prestación cubre fundamentalmente servicios ópticos y dentales.

Aunque Lyma guarda silencio sobre la fecha en la que se iniciaron estas prácticas fraudulentas, desde el Consistorio, que dirige Sara Hernández (PSOE), estiman que pueden cometerse desde 2014 en algunos casos; un extremo que niega el Gobierno anterior (PP). Así, si fuera cierto ese origen, la cantidad económica rondaría los 40.000 euros defraudados. Esta cifra remite a los 600 euros máximos de prestación anual que recibe cada trabajador.

El Ayuntamiento ha iniciado ahora un periodo de alegaciones, a través de cuestionarios a los empleados expedientados, para determinar lo ocurrido y que expongan su defensa. En el caso de que se confirmra la estafa, serán despedidos, acorde a lo marcado por el convenio laboral de la empresa. Aunque los investigados ya conocen su situación, no están suspendidos.

La alcaldesa, Sara Hernández, declaró ayer que «existen indicios fundados» de que tales facturas fueron falsificadas. Si se confirma, añadió, obrarán con «total contundencia». Hernández sostiene que estas prácticas «no se pueden permitir», máxime por la situación laboral actual en Getafe: «No podemos permitirlo, y menos en una empresa pública».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios