Madrid

Del éxito de Saúl Craviotto a los mosquitos y las ratas: la nueva vida del río Manzanares

Carmena presenta a los madrileños un proyecto para naturalizar el cauce frente a la oposición de vecinos y deportistas. Aguirre lo tacha de «absoluto disparate»

Del éxito de Saúl Craviotto a los mosquitos y las ratas: la nueva vida del río Manzanares
S. L. - abc_madrid Madrid - Actualizado: Guardado en:

Esperanza Aguirre tildó ayer de «absoluto disparate» que Manuela Carmena haya quitado caudal al río Manzanares, perjudicando a los vecinos y a 12.000 piragüistas y remeros, tal y como avanzó ABC. Lo hizo después de que la delegada de Medio Ambiente, Inés Sabanés, presentara ante los medios su plan estrella para devolver al Manzanares su «lado salvaje» que, de momento, ha dejado al cauce sin agua y a los deportistas entrenando en seco.

«A nuestro aprendiz de río se le ha quitado lo esencial, que es el agua. Se le ha impedido tener un caudal ecológico, algo por lo que hemos estado luchando muchísimos años los madrileños», añadió Aguirre en las instalaciones de la Federación Madrileña de Remo, a orillas del río, donde comprobó que el caudal está tres metros por debajo del nivel que en agosto.

El equipo de Manuela Carmena pretende actuar en un primer tramo del río de 1,3 kilómetros, comprendido entre el puente de los Franceses hasta el de la reina Victoria, y en función del resultado podrá intervenir también en el resto de zonas urbanas.

«Le pido desde aquí a Inés Sabanés que revise esta decisión», tomada «caprichosamente y sin consultar a nadie», y que tiene en contra a los deportistas madrileños del piragüismo y del remo, que «son más de 12.000, y a todos los vecinos que están comprobando cómo el cauce empieza a ser maloliente, lleno de mosquitos. Los vecinos están incluso empezando a encontrar ratas», expuso.

«Si quieren un cauce en el que nazcan unas plantas diferentes, lo pueden hacer a partir de la presa número 9», continuó Aguirre. «Que dejen entrenar a los deportistas de una especialidad en la que España ha tenido unos éxitos impresionantes en Río 2016», concluyó tras firmar a favor de la petición de la federación de remo. Saúl Craviotto, medalla de oro y bronce en K2 y K1 200, respectivamente, ha entrenado durante años en el río.

El plan del Ayuntamiento, pendiente de la aprobación de la Confederación Hidrográfica del Tajo, prevé la renaturalización de las escolleras con tierra para plantar sobre ella 16.800 vegetales. Seis meses después de abrirse las compuertas de las presas -de la número 4 a la 9- la naturaleza ha tomado el río, que «se ha convertido en un elemento vivo, dinámico y natural», explicó Santiago Martín, de Ecologistas en Acción.

Y con esa «explosión» se han formado isletas de vegetación y han llegado hasta el río garzas, garcetas y gallinetas atraídas por la presencia de más cantidad y variedad de peces, pues mientras que antes solo había carpas y peces gallo ahora se pueden encontrar también colmillejas, alburnos y barbos.

Santiago Martín asegura que el comportamiento del río ha sido mucho mejor del esperado y mantiene su apuesta de que si el proyecto avanza a este ritmo, «antes de 2019 llegarán las nutrias a la ciudad».

Ante las críticas de deportistas, vecinos y el PP, Medio Ambiente sugiere que los remeros podrían entrenar en el embalse del Pardo, aunque estudian «otras alternativas». Desde la federación explican que esa posibilidad sería para los deportistas de más nivel y quedarían excluidos los vecinos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios