Niños en el «pony club» de uno de los centros hípicos
Niños en el «pony club» de uno de los centros hípicos - ABC
PUBLIREPORTAJE

Especial hípica: dónde practicar equitación en Madrid

Los centros de la región ofrecen desde momentos de ocio hasta el aprendizaje de las técnicas más avanzadas

MADRIDActualizado:

Desde unos momentos de ocio al dominio de las técnicas más avanzadas, los centros hípicos ofrecen toda una gama de posibilidades para disfrutar, con todo tipo de instalaciones y actividades, tanto para estar en pleno contacto al aire libre con los caballos como para pasar un buen rato. Sin duda, toda una experiencia.

12345
  1. Baytar

    Jinete de Hípica Baytar en una de sus pistas
    Jinete de Hípica Baytar en una de sus pistas - Hípica Baytar

    Hípica Baytar está ubicada a tan sólo 15 minutos del centro de Madrid, entre los municipios de Fuenlabrada, Getafe, Leganés y Alcorcón. Con un marco incomparable de belleza natural como es el parque Polvoranca, ofrece unas de las mejores instalaciones de equitación de la zona sur de Madrid.

    Cuatro pistas exteriores (salto, doma, iniciación y pony club), un picadero cubierto con base de sílice, 50 boxes y 24 paddock, servicio de restaurante-cafetería y de taquillas harán de tu visita a las instalaciones una experiencia gratificante y merecedora de repetir.

    A cargo de hípica Baytar, Claudia (técnico deportivo de nivel 3 de la Federación y veterinaria), Celia (técnico de nivel 2 de la federación y veterinaria) y Carlos (monitor de equitación, ocio y tiempo libre y multiaventura) nos proponen, junto a todo su equipo (Aaron, Silvia y Victor) una hípica diferente, abierta a todo el mundo, en el que poder pasar tiempo para disfrutar. Un equipo multidisciplinar que logra tener cubiertas todas las necesidades de nuestra vida deportiva y de ocio.

    Desde el punto de vista de la alta competición hípica, Baytar ofrece al cliente todo lo necesario para desarrollar su vida deportiva, desde temprana edad en el «pony club», donde los niños empiezan a tener contacto con el animal, a realizar juegos de equilibrio y coordinación.

    Clases:

    – Iniciación: se aprenden los conceptos básicos del manejo del caballo al trote y al galope y en las clases de avanzado, se aprende salto y doma.

    – Perfeccionamiento: están orientadas a aquellos jinetes y amazonas que busquen iniciarse en la competición. Hasta la plenitud deportiva, con clases especializadas de salto, doma clásica y pupilajes, donde los caballos estarán plenamente atendidos por profesionales, en amplios «boxes» de viruta, con tres tomas de comida diarias, ya que, a diferencia de otras hípicas, Baytar no cierra ningún día de la semana.

    Sus acuerdos con diferentes centros de educación también harán posible la educación de los jinetes en un ámbito profesional, impartiendo en sus instalaciones la parte hípica del Técnico en Conducción de Actividades Físico-Deportivas en el Medio Natural.

    Un equipo de equinoterapia compuesto por la Asociación Equinoterapia Madrid Sur ayudará con sus terapias a todos aquellas personas con problemas cognitivos o de psicomotricidad reducida a avanzar en la mejora de sus molestias a través de terapias sobre los caballos.

    También destacan los paseos (de una a dos horas) a través de Parque Polvoranca, ideales para aquellas personas que nunca han montado y que deseen tener un primer contacto con los caballos, así como las celebraciones de cumpleaños para niños, con precios populares que van desde los 10 euros y sus campamentos de verano, de formato diurno (de 8:00 a 17:00 h.) con servicio de comedor, de lunes a viernes y con precios muy interesantes para familias numerosas. Su área de multiaventura (espeleología, trekking, barranquísmo, vías ferratas y circuitos multiaventura que desarrollan a lo largo de todo el sistema central) harán las delicias de todos aquellos que quieran pasar un fin de semana aventurero y de desconexión con el día a día.

  2. Club Hípico El Encuentro en Territorio Dakota

    Alumnos del club en su clase de la escuela de equitación
    Alumnos del club en su clase de la escuela de equitación - Club Hípico El Encuentro

    La doma natural y la doma india son la inspiración para el trabajo de este club social con comida americana, ambientado en el lejano Oeste y un magnífico lugar para organizar celebraciones, eventos y fiestas. La llamada «doma de paz» combina antiguas técnicas indias (doma racional y/o doma natural), escogiendo la parte que consigue establecer un canal de comunicación con el caballo sin tener que llegar en ningún caso a emplear métodos de fuerza.

    Como destacan desde el centro, está «destinado a todos los públicos, sean o no aficionados a la equitación. Pretendemos dar un nuevo enfoque a la diversión en familia. Fuera de grandes centros de ocio en donde las máquinas son el principal medio para pasarlo bien, queremos ofrecer algo diferente. En plena naturaleza, a muy pocos kilómetros de Madrid, hemos situado un pequeño sueño que queremos compartir con todo aquel que pueda interesarle. Como un conjunto de actividades diversas nace “El encuentro en Territorio Dakota”».

    Entre sus servicios cuenta con Escuela de Equitación, Pupilaje, Cursillos intensivos, Servicio de Doma, Preparación a concursos, Preparación examenes galopes,etc.

    – Su música «country & line dance», cada viernes y sábado convoca a decenas de personas: la profesora enseñará a los interesados para que no se pierdan con los pasos.

    Servicio de Doma y pupilaje. Trae tu caballo y asegúrate de que se le tratará como si fueses tú. Doma Natural. Cama de viruta o paja y tres comidas diarias. «Boxes» de 3x3 con luz individual y bebedero automático. Vigilancia 24 horas. Picadero cubierto y 5 pistas.

    Campamentos de Verano. Todos los años se ponen en marcha los campamentos de verano y vacaciones escolares (abierto el plazo de matricula para la segunda quincena de julio).

    Escuela de equitación. Cuenta con todos los niveles, desde ponis hasta caballos de concurso. Disciplinas: doma clásica, salto, «pony games» y «western».

    – Cursos de etología equina e inmersión en manada.

  3. Hípica Prados Monteros

    Jinete de Prados Monteros practicando la doma
    Jinete de Prados Monteros practicando la doma - Hípica Prados Monteros

    Ubicada en un enclave privilegiado de la sierra de Madrid, reúne todos los requisitos para ser tu hípica de elección. Ofrecen unas cuidadas y completas instalaciones, su maravillosa pista interior (amplia, con grandes ventanales para disfrutar de la naturaleza incluso con el clima más adverso, con iluminación nocturna), una pista exterior (donde las vistas son inmejorables) y una pista redonda para dar cuerda.

    Las duchas, guadarnés, amplias cuadras con bebederos automáticos, terraza de verano, grandes extensiones para descanso de caballos... son algunos de los servicios que completan estas modernas instalaciones, donde se podrá encontrar un ambiente familiar, un trato totalmente personalizado que te hará sentir en casa.

    El equipo está formado por profesionales del caballo, sin duda las mejores manos para confiar tu caballo en pupilaje, amplias cuadras, prados propios para caballos en libertad o semi libertad, molino propio donde se muele a diario el alimento de la más alta calidad, posibilidad de alimentar con heno obtenido de la siega de la propia finca, servicio de monta, monturero y taquillón en guadarnés... y, sobre todo, un trato exquisito a todos los animales.

    Además, se imparten clases de doma clásica y doma vaquera. Amplia escuela dividida en niveles propios, donde los niños, desde 5 años, encuentran grupos con quien compartir, además de deporte y muchos ratos de diversión (clases también para adultos desde nivel iniciación hasta expertos jinetes).

    Prados Monteros no es solo una hípica, es un lugar de encuentro, de desconexión, y también de celebración, se organizan todo tipo de eventos (de empresa, bautizo, comuniones, cumpleaños, reuniones de amigos...) siempre de forma totalmente personalizada, con una cuidada decoración y tratando al máximo que el cliente consiga exactamente el tipo de celebración que busca.

    También se realizan concursos sociales donde, tras una sana competición, se celebran los logros y avances de los alumnos; hacen divertidas gimkanas en verano, excursiones de día entero... y cada cierto tiempo, se organiza alguna salida especial con noche incluida.

    En definitiva, Prados Monteros te gustará por el entorno maravilloso donde dar paseos a caballo, por las instalaciones tan completas... pero sin duda, te atrapará por el trato humano, su amor por los animales y su afán por conseguir que cada cliente que les visite viva una experiencia que recuerde para siempre, manteniendo, además, precios realmente asequibles.

  4. Club Hípico YABUSAN

    Caballo del Club Hípico YABUSAN
    Caballo del Club Hípico YABUSAN - Club Hípico YABUSAN

    Club Hípico YABUSAN es una escuela de equitación diferente, centrada en el ocio y en la formación regulada. A unos minutos del centro de Madrid, combina el ocio y el aprendizaje regulado, en una amplia oferta que va desde el pupilaje de caballos particulares hasta las clases con caballos de la escuela, pasando por el «pony club». La calidad y la formación hípica personalizada son sus señas de identidad.

    Inaugurada hace tres años, ha experimentado un crecimiento espectacular gracias a la calidad de su oferta hípica, a la personalización de sus clases, a unos precios moderados y a la cercanía a Madrid. El programa de clases está enfocado al aprendizaje de las diferentes disciplinas ecuestres, especialmente salto, doma y completo. También se ofrece pupilaje para alumnos y caballos de competición. A ello se añade las clases y paseos en pony para los más pequeños.

    Las clases se desarrollan en tres niveles: iniciación, intermedio y avanzado (nunca más de seis alumnos por grupo) y se organizan por categorías, además de que se intenta que tengan un nivel similar, para poder disfrutar realmente la actividad y que puedan realizar todos la programación prevista. El nivel se valora con una prueba o mediante la acreditación de galopes.

    Paralelamente al aprendizaje hípico en un marco de ocio, la Escuela Hípica YABUSAN también imparte formación reglada oficial: prepara para el examen de galopes, por el que se determina el nivel oficial de cada alumno. Por otro, junto con una academia, imparte cursos oficiales de técnico deportivo especializado en hípica, en los tres niveles existentes. Uno de las principales características de YABUSAN es el tratamiento y evolución personalizada de los alumnos de la escuela cada alumno marca su propio tiempo y evolución. El planteamiento es ayudar a que cada jinete y amazona se sienta protagonista de su propio aprendizaje y evolucione adecuadamente.

    No se trata de dar clases de hípica en tanda, sino de enseñar a montar a caballo y que cada alumno sea capaz de desarrollar distintos ejercicios de manera independiente. Una clase de equitación como algo que va más allá de la hora de clase sin más, con continuidad a un aprendizaje, que cada clase sea una sesión de trabajo y que siga un proceso de evolución, con la máxima atención para que estas sesiones de trabajo puedan ser amenas y divertidas, con ejercicios diferentes y motivadores. Para mantener esta línea, se genera la máxima comunicación con el alumno, intentando que se sienta partícipe de su aprendizaje, que pueda transmitir aquello que está sintiendo sobre su caballo y que interactúe con su profesor. Siempre, con la máxima formalidad: es obligatorio montar debidamente equipado con casco, pantalones, guantes y botas (se recomienda el uso de chaleco protector). Asimismo, todos los alumnos están federados.

    Para los fines de semana hay grupos ambos días, a un coste de 70 euros mensuales por un día del fin de semana o 130 euros los dos días. Entre semana se funciona por tickets: 180 por 10 tickets, más uno de regalo. El pupilaje de un caballo particular es de 480 euros mensuales («box», comida y servicio de mozos). La dirección técnica, 250 euros mensuales. Para los más pequeños, 50 euros el bono de 5 paseos en pony o 60 euros al mes una clase el fin de semana.

    Otras actividades son los campamentos y cursos intensivos de verano, al precio de 250 euros semanales, con comida incluida. También excursiones, competición en concursos, etc.

  5. Centro Hípico Sarama

    ABC

    El Centro Hípico Sarama es una de las hípicas más cálidas y familiares que pueda haber en las cercanías de Madrid. A tan solo quince minutos de la Plaza de Castilla y con unas vistas magníficas de la Sierra de Madrid, Helena, Guillermo y la pequeña Sara reciben a los visitantes en las amplias instalaciones.

    Amantes de la naturaleza y de los animales, respetuosos con el medio ambiente e incansables cuando se trata del bienestar de su gran familia, que la forman una larga lista de especies como ponis y caballos lógicamente, pero también ovejas y cabras, palomas, patos, perros, gatos, conejos y un largo etcétera que hacen las delicias de pequeños y mayores. Todos ellos cuidados con amoroso esmero por la pareja de propietarios.

    Su amplia finca, plana y libre de obstáculos, permite aprender y practicar disciplinas como, Doma Clásica, Salto, Ponygames, CCE (tanto de iniciación, siempre en grupos reducidos, como de perfeccionamiento) así como Rutas por el Campo, Paseos en Pony y concursos de equitación. Desde los tres años en adelante, los alumnos aprenden a montar y a disfrutar del mundo del caballo.

    En colaboración con «Hablando con Caballos» y la asociación «Adhin», ofrecemos tratamientos de Hipoterapia, Psicoterapia adaptada y Equitación adaptada con un equipo de excelentes profesionales avalados por su formación y experiencia en sesiones tanto individuales como en grupo. También realizan Campamentos de Verano y Navidad, fiestas familiares y cumpleaños con múltiples actividades en un entorno incomparable («Si tienes una idea de celebración o evento, cuéntanosla y te ayudaremos a llevarla a cabo»).

    Las instalaciones se caracterizan por su gran amplitud, tanto los «boxes» y «paddocks», o los prados, donde caballos y ponys respiran tranquilidad y se puede disfrutar junto a ellos de hermosas jornadas en un entorno natural. Tener al caballo en pupilaje en Sarama es una garantía de bienestar para él y para su dueño. Tres comidas diarias (dos de ellas con pienso de primera calidad y tres tomas de forraje), suministro de agua permanente tanto en los amplios «boxes» de 3mx3m durante la noche como en los «paddocks» durante el día y una vigilancia durante las 24 horas, cubren todas las necesidades de los clientes.

    El trato familiar, el cuidado directo de los animales y un ambiente relajado es el ambiente perfecto para la práctica de la equitación, al tiempo que es la seña personal del Centro Hípico Sarama.