Morante, dando unos pases ante los alumnos de la Escuela de Tauromaquia "Yiyo", en la Plaza de Las Ventas
Morante, dando unos pases ante los alumnos de la Escuela de Tauromaquia "Yiyo", en la Plaza de Las Ventas

La Escuela de Tauromaquia de la Comunidad «Yiyo» toma la alternativa

El centro, impulsado por la Comunidad de Madrid y financiado por el concesionario de la plaza de Las Ventas, tiene este curso 72 alumnos de varias nacionalidades

MADRIDActualizado:

Desde que el Gobierno municipal de Manuela Carmena anunciara, en septiembre de 2015, su intención de retirarle la subvención a la Escuela de tauromaquia Marcial Lalanda, cortándole de esta forma la posibilidad de sobrevivir, el Gobierno regional de Cristina Cifuentes decidió tomar cartas en el asunto. La presidenta siempre ha apoyado la fiesta de los toros, y puso en marcha medidas para evitar que desapareciera la posibilidad de formar a nuevas figuras en la región. De ahí nació, de la mano del consejero de Presidencia y presidente del Centro de Asuntos Taurinos, Ángel Garrido, la Escuela de Tauromaquia de la Comunidad José Cubero «Yiyo».

En apenas un año, ha conseguido convertirse en la alternativa a la escuela Marcial Lalanda. En este curso, sin ir más lejos, ha alcanzado los 72 alumnos de entre 9 y 20 años, más del doble que el año anterior, que reciben sus clases prácticas en una treintena de tentaderos de otras tantas ganaderías. Además, imparte también un plan de estudios teóricos con formación en todas las vertientes de la tauromaquia. Los docentes son profesionales del sector, y esta formación teórica está coordinada por el escritor y periodista Paco Aguado.

La Escuela tiene alumnos españoles, pero también de diferentes países Hispanoamearicanos, y hasta de Ucrania. El curso incluye, además de teoría, clases prácticas como ejercicios de toreo con muleta, con capote o de banderillas.Sus contenidos se dividen en tres niveles, en función de las edades, el grado de formación y las capacidades de los alumnos. Así, hay un nivel básico en el que se tratan los temas relacionados con el toro, los trastos de torear, el vocabulario taurino, el protocolo y la liturgia propios del toreo, así como las suertes básicas.

El siguiente es el nivel intermedio, que incluye aspectos como la historia de la Tauromaquia, la lidia, los encastes o la fisiología y comportamiento del toro de lidia. Por último, está el nivel superior, que aborda temas más específicos como el comportamiento ante percances y la atención a compañeros heridos, aspectos laborales y administrativos de la profesión o el estudio de los reglamentos de las diferentes comunidades autónomas.

Hablar en público

Además, a los estudiantes se les enseña cómo hablar en público, y se les dan nociones sobre el comportamiento y protocolo social, el trato con medios de comunicación o en redes sociales. Aunque la Escuela es de titularidad de la Comunidad de Madrid, su gestión corre a cargo de la empresa concesionaria de la explotación de la plaza de toros de Las Ventas, Plaza 1. De hecho, una de las condiciones del pliego de condiciones para adjudicar este concurso era dotar de un mínimo de 220.000 euros para esta Escuela. El actual concesionario, Simón Casas, le destinó más del doble: 500.000 euros. Su director artístico es José Pedro Prados «El Fundi», y entre sus profesores están Miguel Rodríguez y Rafael de Julia.

En el primer curso en que funcionó la Escuela regional, los alumnos participaron también en 32 novilladas sin picadores en distintos puntos de la región, y en otras ciudades de España y de Francia. El pasado verano, participaron en la primera edición del Campus Taurino, abierto también a jóvenes no inscritos en la Escuela. Y hasta se celebró, el pasado noviembre, el Certamen Nacional de Escuelas Taurinas «La Oportunidad», celebrado en el Palacio Vistalegre de Madrid.