Íñigo Errejón (izq) y Ramón Espinar

El «mal día» de Errejón con Ramón Espinar

Espinar tacha de «desconcertantes» las declaraciones del precandidato a la Comunidad en las que cuestiona una decisión auspiciada por el secretario de Podemos en Madrid

MADRIDActualizado:

Ramón Espinar, secretario general de Podemos en la Comunidad de Madrid, cree que Íñigo Errejón, precandidato a la presidencia madrileña, tuvo este jueves «un mal día». Así interpretaba las declaraciones de este último, criticando las primarias en dos fases para elegir primero al cabeza de lista para la región y después, en otro momento, la lista que lo acompañará.

Aunque Espinar afirmaba que quería a toda costa evitar un conflicto interno -«puede que la polémica esté servida, pero yo no me la voy a comer», dijo a los periodistas en la Asamblea-, lo cierto es que la herida ya estaba abierta: la decisión que se adoptó en el Consejo Ciudadano de Podemos del miércoles, esas primarias en dos fases, no parece del agrado del posible candidato, Errejón.

Tampoco le gustaba a la portavoz parlamentaria de Podemos y «cara» de la corriente anticapitalista, Lorena Ruiz-Huerta, que así lo manifestó en los pasillos de la Asamblea. No obstante, el más desconcertado, según su propia confesión, era Espinar, quien no dejaba de recordar que él y Errejón habían estado «trabajando en la misma línea» y que la decisión sobre la doble fase de primarias se había aprobado en el Consejo Ciudadano «sin ningún voto en contra», aunque sí hubo varias abstenciones.

«Todo el mundo tiene un mal día», afirmaba Espinar, después de asegurar que estaba convencido de que las declaraciones de Errejón «van a ser rectificadas», después de que ambos políticos hayan intercambiado mensajes. «Las bases nos quieren juntos para echar al PP y a Cristina Cifuentes», ha recordado Espinar. Por eso, concluyó, «las declaraciones se rectifican, y punto».