Los dos edificio con la bandera de España, en Valdebebas
Los dos edificio con la bandera de España, en Valdebebas - ÓSCAR DEL POZO

El empresario que colgó la bandera de España gigante: «Sentí que tenía que hacerlo, es un orgullo»

Durante toda la semana una enseña de 43 metros de largo cubre la fachada como símbolo de la unidad del país

MadridActualizado:

Cuando buena parte de los balcones de Madrid lucen una bandera de España, en las últimas horas una ha destacado sobre el resto. Lo ha hecho porque es la más grande, tanto que ya figura como la mayor que se ha visto en España. Se trata de una enseña de 43 metros de largo y 17 de ancho, con una superficie de 731 metros cuadrados, que se ha colgado de un simple edificio en obras de Valdebebas. Quien está detrás de la iniciativa es César Cort, un empresario inmobiliario que se decidió a engalanar el inmueble tras el referéndum del 1-O: «Sentí que tenía que hacerlo»

Cort explica que la idea surgió la semana pasada de forma «espontánea», tras el referéndum ilegal. «Estoy orgulloso de ser español y me preocupa lo que está pasando en Cataluña, es mi forma de apoyar a quien se siente aislado allí y de protestar porque se salten las leyes a la torera», afirma a ABC. La bandera se situó en el edificio más alto de la promoción que está a punto de finalizar, después de que se hiciera lo propio en otro bloque más pequeño, ubicado a unos metros, donde se colocó una lona más pequeña, de 7 metros por quince. «Lo hablamos y a nos pareció bien, en la empresa (Valenor) todos estamos orgullosos», explica Cort; y añade: «No entendemos España sin Cataluña ni Cataluña sin España».

Visible a una distancia considerable, era imposible que la enorme bandera pasara desapercibida para quien circulase por la calle de José Antonio Corrales –donde se sitúa la urbanización– o por el barrio. A solo unas horas del día de la Fiesta Nacional, el edificio era una especie de monumento con el que fotografiarse, la explicación a los coches que tocaban el claxon a su paso, como quien cruza la Cibeles cuando gana el Real Madrid.

Lo cierto es que los selfies solo son la continuación de lo que se vive en todo el país desde hace semanas, con los balcones engalanados y los fabricantes y vendedores de banderas a un ritmo frenético, a la altura de los éxitos de la selección española de fútbol.

«Para quien la quiera»

Lo que sí está claro es que este «modesto homenaje» –como lo define el presidente de Valenor– será pasajero. Qué pasará con la bandera de España de la que todo el mundo habla dependerá en parte de si alguien quiere reciclarla para otro evento. Los promotores de la singular iniciativa aseguran que aún no lo han decidido, si bien están abiertos a una segunda vida. «Si viene alguien con buenas intenciones, encantados de cedérsela», explican.

A pesar del impacto mediático y del récord, César Cort resta importancia al gesto: «Solo he hecho lo mismo que otro ciudadano que cuelga la bandera en su balcón, nada más». A su juicio, lo que está ocurriendo en Cataluña es un «destrozo» y este homenaje no es más que una llamada a la «cordura». «No es cuestión de ideología, sino de sentido común, tenemos que parar esto como sea», asevera.