Madrid

La ejemplar reacción de unos taxistas ante un episodio de machismo

El gesto de los conductores, difundido a través de Twitter, se ha hecho viral

La ejemplar reacción de unos taxistas ante un episodio de machismo
BITACORAS Madrid - Actualizado: Guardado en:

Cuando un ciudadano decide hacer uso de los servicios de un taxi, lo lógico es que disfrute de una serie de derechos y comodidades. La limpieza y la seguridad del vehículo están entre ellos: cualquiera se apearía de inmediato al comprobar que el viaje puede ser peligroso por encontrarse deteriorado el coche, o si observase que las condiciones de higiene no son las más adecuadas. Lo que suena infinitamente más insólito es desistir del servicio simplemente porque quien está al volante es una mujer.

Ha sucedido en Madrid hace un par de días. Un hombre se dirigió a una fila de taxis con intención de subirse a un coche, el primero de la fila como es habitual. Sin embargo, viendo que quien conducía ese automóvil era una mujer, el usuario intentó cambiar y utilizar otro de los taxis. Lo que no esperaba esla reacción unánime de todos los taxistas de la parada, que se ha hecho viral después de que uno de ellos decidiese relatarla a través de su cuenta de Twitter.

«Ayer un tipo se negó a subir en el primer taxi de mi parada porque la taxista era mujer. Yo era el segundo, y me negué a llevarle», ha relatado el usuario @simpulso en el primero de sus tuits, que en menos de 24 horas ha sido «retuiteado» cerca de 15.000 veces y marcado como favorito otras tantas. «Los demás taxistas de la parada se negaron también. Hay que acorralar a esa gente. Hay que intentar que, al menos, se sientan incómodos», añade en una segunda publicación.

A pesar del rechazo general de todos los conductores, el usuario no se dio por vencido y amenazó con poner la situación en conocimiento de las autoridades, argumentando que estaban causándole un perjuicio como consumidor. «El tipo amenazó con llamar a la policía por negarnos a prestarle servicio.'Llama, por favor', le dijimos. Al final se fue andando. Con 40 grados», ha finiquitado el taxista «tuitero» en el último de sus mensajes sobre el tema.

El improvisado narrador de los hechos es Daniel Díaz, que combina su profesión de taxista con la de escritor. Su relato ha generado infinidad de comentarios y debates en las redes sociales. Aunque la mayoría se ha puesto del lado de los taxistas, aplaudiendo y elogiando su actitud, no han faltado quienes han defendido que el usuario tenía derecho a escoger el taxi que quisiera por los motivos que él considerase oportunos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios