Madrid

Las diferencias entre Carmena y Maestre que tensionaron la campaña electoral de Ahora Madrid

La alcaldesa revela en la versión francesa de su libro que el primer objetivo del partido era alcanzar «entre 8 y 10 escaños»

La portavoz del gobierno municipal, Rita Maestre, y la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, en una rueda de prensa
La portavoz del gobierno municipal, Rita Maestre, y la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, en una rueda de prensa - MAYA BALANYA
M. R. DOMINGO - @abc_madrid Madrid - Actualizado: Guardado en:

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, acaba de publicar en Francia su libro «Por qué las cosas pueden ser diferentes» con un capítulo inédito, al que ha tenido acceso ABC, titulado «Cómo llegué a ser alcaldesa de Madrid», en el que relata que el primer objetivo de Ahora Madrid era alcanzar «entre 8 y 10 escaños». También reconoce que durante la campaña tuvo «muchas diferencias de enfoque con Rita Maestre», a la que describe como «una joven activista maravillosa, que muy bien podría haber sido la candidata a la alcaldía» si ella no «hubiera asumido el reto».

«Ya sabes lo que pienso de los programas electorales», cuenta Carmena que le dijo a Rita Maestre, a lo que ella contestó: «Hay que considerar también que te has comprometido a un proceso continuo con un programa que ahora es el tuyo». Esta «divergencia de puntos de vista», como lo tilda la propia regidora, «generó confrontación».

Pese a la «corta edad» de los miembros de Ahora Madrid, para Carmena, sus métodos estaban «obsoletos». «Todo lo que queríamos era una verdadera ruptura con la vieja política, pero los métodos obsoletos permanecen a pesar de la corta edad de los participante. Habíamos perdido la frescura de los grandes encuentros espontáneos del 15- M, es la Puerta del Sol», confiesa la alcaldesa en su escrito.

En el capítulo, Carmena se muestra sorprendida por la buena acogida que tuvo su campaña por los barrios, en la que trató de alejarse de los mítines políticos porque, según sus palabras, le recuerdan a «los sermones dados por curas sectarios». No obstante, señala a Aguirre como responsable de la parte más áspera de aquellos días: «La parte más ingrata de la campaña fueron los ataques personales y sin piedad de Aguirre, la arrogante candidata del PP, en los debates en televisión, que inclinaron la balanza en mi favor».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios