Madrid

Una deuda, móvil del doble apuñalamiento de Tetuán que acabó con una mujer asesinada

La autopsia confirma la muerte violenta del sexagenario hallado en Villaviciosa, como adelantó ABC, que residía en Alcorcón

Una deuda, móvil del doble apuñalamiento de Tetuán que acabó con una mujer asesinada

El doble apuñalamiento en el distrito de Tetuán la noche del jueves, que acabó con la muerte de una mujer de 32 años natural de Nicaragua, obedeció a una deuda. Así lo confirmaron ayer fuentes policiales. El autor, al que los agentes buscan, no es el exnovio de la mujer, como se barajó en un primer momento. Contaba con antecedentes por violencia de género, ya que tenía una orden de alejamiento ya cesada de otra fémina, lo que propició el error.

No se sabe con certeza quién debía dinero a quien, pero lo cierto es que la víctima, S. C. G. F. y su pareja, H. A. A. T., de 42 años, nacido en la República Dominicana, ya habían mantenido alguna disputa con el presunto homicida hace unos tres años por ese motivo.

Cuando se encontraron a las 21.30 horas a la altura de Francos Rodríguez esquina a Bravo Murillo, se repitió el altercado, acabando esta vez de la peor manera posible. El presunto homicida se dirigió a la pareja y tras reñir, les acuchilló a los dos en el abdomen. El herido debido ofrecer más resistencia, y recibió otra puñalada penetrante en la cabeza. La mujer no se recuperó de la parada cardiorrespiratoria que sufría y murió sobre la acera. Su novio fue trasladado en estado muy grave hasta el Hospital de La Paz donde fue intervenido quirúrgicamente.

En busca de los autores

Por otro lado, el hombre que murió de, al menos, dos disparos en la cabeza a la salida de un garaje en Móstoles ya ha sido identificado. Se trata de Marcelo D. P., de 36 años, con antecedentes por delitos contra la propiedad. El Grupo VI de Homicidios, que investiga este suceso -al igual que el de Tetuán- baraja un ajuste de cuentas entre clanes gitanos como móvil del crimen. La Policía busca al autor.

Por último, la autopsia ha confirmado que la muerte del sexagenario hallado junto a los márgenes del río Guadarrama, en Villaviciosa de Odón, se debió a causas violentas, como adelantó ABC. Un vecino halló su cadáver a las 19.33 horas del jueves. Tenía numersoso traumatismos y contusiones en el rostro y en la cabeza, así como heridas incisas y estaba cubierto de sangre. Residía en Alcorcón, según explicaron ayer desde la Guardia Civil, que investiga el caso.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios