Madrid

Detenidos siete trinitarios por el asesinato del ñeta de Vallecas

Entre los arrestados hay algunos menores de edad y se sospecha que está el autor material

Los servicios funerarios trasladan el cadáver de la víctima, anoche, en Puente de Vallecas
Los servicios funerarios trasladan el cadáver de la víctima, anoche, en Puente de Vallecas - ABC

La Policía Nacional ha esclarecido en un tiempo casi récord el último crimen cometido entre bandas latinas en Madrid. Durante la jornada de ayer, fueron arrestados al menos siete miembros de los trinitarios, uno de los grupos dominicanos más violentos, por la muerte de un menor ecuatoriano de una pandilla rival, los ñetas.

Desde primera hora de la mañana se estuvieron practicando detenciones en distintos puntos de Madrid. La operación sigue abierta y uno de los puntos fundamentales será apuntalar si entre los ya encartados se encuentra el autor material del machetazo que acabó con la vida del chaval, de apenas 17 años. Entre los detenidos hay tanto mayores como menores de edad.

El suceso tuvo lugar la noche del 25 de septiembre en Puente de Vallecas. Se trata de un distrito tradicionalmente «controlado» por los ñetas pero, como informó ABC, los trinitarios, a modo de pulso, decidierono salir de «cacería» para arrebatarles el territorio. Llevaban dos días pergeñando la idea. Así, entre 20 y 25 dominicanos, armados con machetes y puñales, sorprendieron a un número más reducido de ecuatorianos. Al menor le acuchillaron en la zona renal y la derecha del pecho. A uno de sus amigos, de 25 años y la misma nacionalidad, le golpearon salvajemente, lo que le provocó traumatismos en el abdomen y en el pecho, y le rajaron un brazo. Consiguió salvar la vida. La Policía halló varias armas blancas, entre ellas la que se supone que utilizó el homicida y que fue enviada a analizar por la Brigada Científica.

Pero la guerra no quedó ahí. Porque, menos de 24 horas después, los ñetas decidieron vengarse de los trinitarios. Salieron a la calle y buscaron a uno de sus rivales, al que ya conocían de Vallecas, y fueron a por él. Le dispararon un tiro por la espalda con una pistola manipulada. A Cristian Moreno Luciano, de 21 años, le tendieron una celada cuando iba solo a la altura del número 7 de la travesía de Palomeras. La herida le alcanzó un pulmón, pero tuvo la suerte de sobrevivir.

Las pesquisas policiales pronto comenzaron a dar frutos, con la identificación de varios de los participantes en los sucesos. Pero los expertos de la Brigada Provincial de Información tenían que recabar pruebas. Y ha sido ahora cuando era el momento propicio para «tirar» y explotar la fase de detenciones.

Paralelamente, la Policía mantiene extrema vigilancia en las zonas donde se mueven estos pandilleros, que suman unos 350 en la región.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios