La sustancia intervenida por la Policía Municipal
La sustancia intervenida por la Policía Municipal - ABC
Sucesos

Detención en la Gran Vía: no llevaban droga, sino un medicamento contra las lombrices

La Policía Municipal informó de que los ocupantes de un vehículo detenidos portaban 8 kilos de cocaína y su análisis niega que fuera droga, sino tetramisol

MADRIDActualizado:

Ni llevaban droga ni conducían temerariamente. Esa es la realidad de lo que ocurrió el lunes en la Gran Vía y que acabó con la detención de dos individuos, entre otros, por un delito contra la seguridad vial. Lo que portaban era un medicamento contra las lombrices.

La Policía Municipal informó de que una patrulla que vigilaba a la altura del número 83 de la Gran Vía, cerca de Plaza de España, vio que un coche circulaba cambiando continuamente de carril sin señalizarlo, por lo que siguió al vehículo y le ordenó parar.

Al identificar al conductor y al copiloto, sospecharon y decidieron registrar el coche, encontrando en el maletero una maleta con cinco bolsas transparentes con una sustancia. La Policía Nacional, más tarde, le realizó el primer narcotest y dio positivo en cocaína. El peso de la supuesta droga ascendía a más de 8,1 kilos.

Los dos ocupantes del coche balbuceaban y daban explicaciones contradictorias sobre lo que llevaban en la maleta, entre ellas que se trataba de un sazonador de pollos.

Los agentes descubrieron que el conductor, de origen colombiano y 33 años, tenía retirado el carné de conducir durante dos años por condena firme y en realidad llevaba un NIE falso, ya que el suyo tampoco se lo renovaron al tener historial delictivo. No dio positivo ni en consumo de drogas ni de alcohol.

Los agentes le detuvieron por un delito contra la salud pública, otro contra la seguridad vial, quebrantamiento de condena y falsificación de documento. A su acompañante, de 62 años y también origen colombiano, le imputaron un delito contra la salud pública. De hecho, ambos sujetos tenían antecedentes por drogas.

Pues bien, el análisis posterior ha revelado que no se trataba de cocaína, sino de una sustancia de corte llamada tetramisol. Se trata de un medicamento utilizado en veterinaria para erradicar las lombrices. Se suele utilizar como precursor para la mezcla de sustancias, pero portarlo no es ilegal.

Por lo tanto, la imputación por delito contra la salud pública se cayó y, de este modo, el copiloto ha quedado libre sin cargos. Además, en el atestado no se les denunció por seguridad vial, con lo cual, la única imputación contra el conductor es por falsedad documental, al llevar un carné de conducir falso.