Fachada superior de la parroquia de San José
Fachada superior de la parroquia de San José - INMA FLORES

Descubren dos bombas de la Guerra Civil tras la reforma de una histórica iglesia de Madrid

Al levantar el faldón de la cubierta de la parroquia de San José se hallaron boquetes de más de medio metro de diámetro

MADRIDActualizado:

Las obras de rehabilitación que la Dirección General de Patrimonio está llevando a cabo en la iglesia de San José, situada en el cruce de Alcalá y Gran Vía, han desvelado que cayeron allí dos bombas durante la Guerra Civil, que no llegaron a explotar.

Tal y como ha relatado la directora general de Patrimonio, Paloma Sobrini, los más viejos de la zona de la iglesia de San José contaban que durante la Guerra Civil habían caído allí bombas que no llegaron a explotar. Ahora las obras de rehabilitación de la parroquia han permitido saber que la leyenda es cierta.

La cúpula de la iglesia está siendo desde verano restaurada y para acceder a ella se han tenido que instalar andamios de 27 metros de altura. Así, al levantar el faldón de la cubierta, que presentaba además un color oscuro tras un incendio, se han podido ver boquetes de más de medio metro de diámetro. «Atravesaron la cúpula, es más el impacto produjo unos movimientos que dieron lugar a grietas, y cayeron en el altar mayor sin llegar a explotar», ha apostillado Sobrini.

Y es que se trata de una iglesia con mucha historia, puesto que a su lado se encontraba la Casa del Cura, donde Alfonso XIII golpeó con su piqueta para que diera comienzo el arranque de las obras de Gran Vía en abril de 1910.

La iglesia se ha quedado en un sitio «fantástico», en el punto de encuentro de Alcalá con Gran Vía y a ella asisten normalmente gran cantidad de fieles. Por ello, la Dirección General de Patrimonio ha decidido que las obras que se están realizando no afecten a su actividad.

Dichas obras, que han comenzado por la cúpula y la fachada, guiadas por el Plan Director, harán que entre «la luz y la alegría» al emplazamiento y permitirán redescubrir algunas de las obras de arte que hay en su interior. Dentro de un año se podrán ver los resultados.