Madrid

Críticas de la oposición a la radio de Carmena: «Va a ser una herramienta más de adoctrinamiento»

PP y Ciudadanos consideran el proyecto un «derroche de dinero público»

Estudio de radio M21
Estudio de radio M21 - MAYA BALANYÁ
EFE Madrid - Actualizado: Guardado en:

La radio municipal de Madrid comenzará a emitir la próxima semana en pruebas con un presupuesto que asciende este año a 700.000 euros para obras y mejoras en las instalaciones y otros 624.000 euros para producción, y en ella no está previsto el control de la oposición, que ha afeado hoy la poca transparencia en su puesta en marcha.

La delegada de Cultura y Deportes del Ayuntamiento de Madrid, Celia Mayer, ha dado estas explicaciones a los periodistas al finalizar la comisión del área donde los grupos del PP y Ciudadanos han afeado al Gobierno de Manuela Carmena la «competencia desleal» y «el derroche de dinero público» que implica la puesta en marcha de este nuevo medio, además de expresar sus «serias dudas» sobre el objetivo con el que nace.

La radio dependerá de Madrid Destino, la empresa pública cultural del Ayuntamiento de Madrid, y tendrá como objetivo la difusión de las actividades culturales e información de servicio público como el tráfico, así como de los proyectos de las áreas de gobierno y de los distritos, según ha explicado la delegada Celia Mayer, que asegura que no hay prevista la difusión de programas con contenido político aunque podrían incluirse si así lo pide el resto de grupos.

Además de ese dinero inicial, la radio tendrá un presupuesto de en torno a un millón de euros al año, al menos durante los tres primeros cursos de duración del convenio.

El Ayuntamiento creará dos organismos para el seguimiento y el control de la radio municipal: el primero de ellos dependerá de Madrid Destino -empresa cultural municipal- y se encargará, entre otras cuestiones, de coordinar y proponer la parrilla de contenidos.

Por otro lado, habrá una comisión de seguimiento del convenio por el que se crea la radio en el que estarán representados el área de la Portavocía del Gobierno, que dirige Rita Maestre, así como la de Cultura y Deportes de Mayer, y la de Equidad, Derechos Sociales y Empleo de Marta Higueras, porque de ella depende la Agencia para el Empleo, con peso específico en el proyecto.

En esa comisión de seguimiento no habrá representación de la oposición, algo que Mayer ha justificado en que no existen programas políticos, sino culturales y de servicio público, aunque la delegada ha pedido «la participación» de los grupos en el proyecto porque su intención es que «perdure gobierne quien gobierne».

Mayer ha dicho a los periodistas que la «transparencia» ha sido absoluta en este proceso de creación del medio de comunicación público.

La delegada ha especificado que en los 624.000 euros de producción se incluirán las «dietas» que perciban los tertulianos que no serán en ningún caso «excesivas», así como todos los gastos de producción, como por ejemplo «el montaje de un puesto en la Feria del Libro» o muchas otras actividades.

Durante la comparecencia en la comisión municipal, la concejal del PP Isabel Rosell ha dicho no tener «la menor duda de que la radio municipal va a ser una herramienta más de adoctrinamiento» y en ese sentido ha ironizado con que, con motivo de la próxima Semana Cultural de Vallecas, se podría escuchar en antena al diputado de Podemos Diego Cañamero y al de ERC Gabriel Rufián con el delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato.

«La juerga padre», ha rematado la concejal popular, que cree que ese medio de comunicación competirá por publicidad de forma desleal con las empresas privadas y además lo escucharán «cuatro gatos».

Por su parte, la concejal de Ciudadanos Sofía Miranda se ha quejado de que mientras que el equipo de Gobierno de Manuela Carmena dice querer una «radio de consenso» en la práctica hace lo contrario, pues no ha informado a los grupos de la oposición de decisiones como abrir un estudio en el Centro Cultural Conde Duque que costará más de 600.000 euros además del ubicado en el Palacio de Cibeles, cuya reforma ha costado 24.000.

Miranda, que ha pedido aclarar si se iban a destinar 624.000 euros a pagar a tertulianos, también ha afeado la contratación de siete periodistas «temporales» para la radio municipal cuando ya hay redactores -ha dicho- en la Dirección General de Medios, y ha expresado sus dudas sobre los objetivos de un proyecto que nace «regado de dinero público».

La socialista Mar Espinar, en cambio, ha apoyado en términos generales el proceso de creación de este nuevo medio de comunicación pública, aunque sí ha reprochado que la convocatoria de puestos para periodistas se haya publicitado solo en la web de Madrid Destino, lo que a su juicio incumple las normas de creación de la emisora.

La nueva radio pública, que emitirá desde el próximo lunes con la colaboración de estudiantes de las universidades públicas, nace como una «escuela de formación radiofónica» y en ella se impartirán cursos de redacción, locución y técnico de radio, con la colaboración de la Agencia para el Empleo.

La alcaldesa Manuela Carmena expresó desde el inicio de su mandato la intención de recuperar la emisora municipal, que alcanzó una importancia considerable en los noventa como escuela de radio del antiguo Instituto Madrileño de Formación para el Empleo (Imefe) tras lo cual cayó en desuso.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios