La suspensión de partículas contaminantes sobre la ciudad de Madrid
La suspensión de partículas contaminantes sobre la ciudad de Madrid - EFE
Protocolo de contaminación

Madrid limitará este viernes la velocidad de circulación por la M-30

Este jueves, la contaminación impide aparcar en el centro a los no residentes

MADRIDActualizado:

En pleno macropuente de la Constitución, los días festivos en los que la capital atrae al mayor número de visitantes del año, hoy estará prohibido aparcar en el centro de Madrid para quienes no residan en la zona. Como ya ocurrió el año pasado en estas mismas fechas, la ausencia de precipitaciones y de viento y las bajas temperaturas que obligan a conectar las calefacciones produjo un nuevo episodio de alta contaminación. Por ello, el Ayuntamiento de Madrid activó para hoy el «escenario 2» del protocolo contra la polución, que implica que los propietarios de los coches de no residentes no podrán aparcar en la zona del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) de la almendra central, entre las 9 y las 21 horas. Las multas por aparcar de forma indebida ascienden a 90 euros.

Además, al igual que ayer, durante la aplicación del episodio 1, la velocidad de circulación en el interior de la M-30 y en las vías de acceso a la ciudad, en ambos sentidos, continuará limitada a 70 kilómetros por hora en vez de a 90 kilómetros por hora. Mañana, viernes, las medidas sólo afectarán a la velocidad de la Calle 30, ya que al ser festivo los parquímetros no están operativos.

El área de Medio Ambiente y Movilidad activó el pasado martes por la noche el protocolo por los elevados niveles de dióxido de nitrógeno en algunas zonas de la ciudad y porque se mantenían las previsiones meteorológicas desfavorables. El Consistorio adoptó esta medida cuando diez estaciones de la Red de Vigilancia de la Calidad del Aire superaban los 180 microgramos por metro cúbico de NO2 durante dos horas consecutivas. Incluso, ayer, las estaciones de Ramón y Cajal y Barrio del Pilar llegaron a sobrepasar el nivel de los 300 microgramos por metro cúbico de NO2 en una hora.

Durante toda la jornada de hoy, las aplicaciones móviles y los parquímetros informarán en sus pantallas de la prohibición de aparcar en la zona SER y no se expenderán tiques. El Consistorio recomienda la utilización del transporte público y, para aquellas personas que necesiten desplazarse en vehículo privado, el uso compartido de los coches. Antes de este mediodía, el Consistorio informará sobre qué medidas se van a adoptar mañana, viernes, en el caso de que la previsión meteorológica desfavorable se mantenga y los niveles de contaminación continúen en niveles altos.

Según Asociación de Empresas del Sector de las Instalaciones y la Energía (Agremia), los picos de contaminación en las grandes urbes suelen coincidir con el inicio del uso de la calefacción, que en muchas ciudades españolas como Madrid sigue funcionando con carbón. En la capital aún hay 400 calderas de carbón para la calefacción, pese a que la normativa sobre este tipo de instalaciones térmicas en edificios prohíbe el uso combustibles sólidos de origen fósil como el carbón desde 2012.

El presidente de Agremia, José María de la Fuente, sostiene que, por ello, «no es suficiente imponer límites a la velocidad de los vehículos». El Plan de Calidad del Aire y Cambio Climático, Plan A, del Ayuntamiento de Madrid contempla la eliminación de todas las calderas de carbón, pero solo a partir de 2020.

Cambio del protocolo

Ante los reiterados episodios de alta contaminación que sufre la capital -este es el cuarto en los dos últimos meses-, la delegada madrileña de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, expuso el pasado octubre la intención del Consistorio de endurecer el plan anticontaminación en los próximos meses. El área quiere modificar el reglamento para que las restricciones puedan entrar antes en vigor.

Entre estos cambios, el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, planteó la semana pasada que el Ayuntamiento estudia la prohibición de las estufas de gas en las terrazas «para luchar contra el cambio climático y reducir las emisiones» de gases de efecto invernadero.