Jaime de los Santos, consejero de Cultura, Turismo y Deportes de la Comunidad de Madrid
Jaime de los Santos, consejero de Cultura, Turismo y Deportes de la Comunidad de Madrid - MAYA BALANYÁ
ENTREVISTA

«La concejalía de Cultura ha sido un quebradero de cabeza para Carmena»

Libertad para los creadores, y una programación pública «que atienda a todas las sensibilidades» son las premisas que defiende el primer consejero de cultura de la «era Cifuentes»

MADRIDActualizado:

Quiere que la cultura y el turismo sitúen a Madrid a la altura que merece. Y lo hace, reconoce, sin «apenas» interlocución con el Ayuntamiento.

-Usted no está afiliado al PP¿Se siente cómodo?

-Me siento supercómodo trabajando en el gobierno de Cifuentes, igual que me sentía comodísimo formando parte del gabinete del presidente Rajoy desde diciembre de 2011. No soy militante, pero siempre que he votado, lo he hecho al PP. Y además, me siento muy querido.

-¿Cuál es la meta que se fija para la cultura en Madrid?

-Ofrecerle al mundo una imagen de lo que realmente somos: una potencia cultural, lo hemos sido a lo largo de la historia. Goya, Velazquez, Calderón de la Barca, el Siglo de Oro... Y Madrid, capital de España desde 1561, ha sido el espacio protagonista. Quiero demostrarle al resto del mundo lo que significamos.

-¿Cómo?

-Primero, desde el respeto absoluto a los que hacen cultura, a los creadores, dejándoles trabajar en libertad, poniendo al frente de los festivales, de los teatros, de los lugares principales de la cultura madrileña, a directores artísticos que pertenecen al mundo de la cultura. Y dándoles más oportunidades a través de una buena financiación: desde 2015 a 2018 ha habido un aumento del 21 por ciento del presupuesto dedicado a Cultura. Y acabaremos la legislatura con un 30.

-¿Cómo se coordinan en cultura el Ayuntamiento y la Comunidad?¿Quién es su interlocutor allí?

-Es sorprendente que sea el Ayuntamiento el que no tenga una concejalía de Cultura; durante el tiempo que la hubo fue, estoy seguro, fuente de quebraderos de cabeza para la alcaldesa y de resquemor para los que hacen cultura. Interlocución en el Ayuntamiento, estrictamente en el tema de Cultura, hay muy poca. Afortunadamente, con quien hay muy buena relación es con los directores artísticos de los centros que dependen del Gobierno local. Entiendo que la alcaldesa, aunque creo que es una mujer muy cercana al mundo de la cultura, en el grueso de todas sus preocupaciones, o por el desgobierno en ocasiones de su grupo, para la cultura le queda muy poco tiempo.

-¿La cultura y la política están relacionadas?

-Íntimamente. La cultura siempre ha estado por un lado al servicio de la política y por otro, como su acicate.

El consejero de Cultura cree en la libertad del creador «con una serie de líneas rojas»
El consejero de Cultura cree en la libertad del creador «con una serie de líneas rojas» - MAYA BALANYÁ

-Jan Fabre en los Teatros del Canal: ¿Qué es más importante para la cultura, la libertad o el respeto?

-Hay que dejar crear en libertad siempre, con una serie de líneas rojas como la Constitución u otros pilares fundamentales. Dicho esto, tampoco podemos sorprendernos de que sobre un escenario ocurran cosas que ya recogen textos del siglo VI a. de C., o las «Metamorfosis» de Ovidio, o el «Decameron» de Bocaccio, o las obras de arte clásico en museos, incluso en el Vaticano. Es más, a las artes plásticas se las tiene indultadas de alguna manera en lo que a lo escandaloso se refiere, mientras que las escénicas parece que son más proclives a la polémica. Se está haciendo muy buen trabajo por parte de los directores artísticos en sumar proyectos que atiendan a todos los gustos, a todas las sensibilidades, y sobre todo, nos coloquen en el mapa.

-¿Qué haría con un espacio como Matadero, si dependiera de la CAM?

-Me tomaría otro café con su director, Mateo Feijóo: es un gran director artístico, pero se ha visto condenado a un concurso público que le constriñe a un tipo de proyecto que, según dicen los datos, no es exitoso. Yo volvería a lo que fue Matadero, a ese teatro de texto que era muy vanguardista pero que atendía a un público más horizontal. Feijóo seguiría siendo un perfecto responsable de las Naves del Matadero pero tienen muchos espacios y un privilegiado entorno que le da la posibilidad de convertirse en un lugar de referencia. Es más, Espacio Castelló 21, edificio histórico de Metro, va a intentar recoger ese teatro que ha quedado, por parte del Ayuntamiento, en un relativo segundo plano.

-¿En lo que no cree es en la politica de bono cultural?

-En el gratis total no creo en cultura. Estamos trabajando ya para, a través del carnet joven, hacer cada vez más descuentos a los jóvenes. Me gustaría ver los resultados: ¿realmente ha servido para algo que en el Teatro Español puedan entrar gratis los jóvenes?

-Su decreto de pisos turísticos ha recibido quejas de todo el mundo

-Estamos estudiando las alegaciones, y vamos a incluir varias. Pero hay que ver las competencias que tenemos, lo que dicen los tribunales sobre algunas ocurrencias populistas que han tumbado, y lo que indica la UE sobre la economía colaborativa. El equipo de Cifuentes nos hemos puesto a trabajar, y presentamos un texto mejorable, pero hecho; mientras, en el Ayuntamiento dan grandes titulares pero deben invertir en ellos toda su energía porque luego les queda poca para ponerse a trabajar, remangarse y dar soluciones reales.

-¿Este tema inquieta a la sociedad?

-Dicen que la gente está muy enfadada, pero hay un informe del Ayuntamiento, de mayo, que encargaron a una empresa independiente, y que como no les dieron la informacion que pretendían obtener, medio ocultaron en un cajón: el alza del precio de la vivienda en el centro no es responsabilidad de los pisos turísticos, y sobre todo, no ha crecido el número de denuncias ante las comisarias de Policía por cuestiones derivadas de las viviendas turísticas. Me plantearía, y lo dicen los expertos, si las subidas de alquiler en el centro no tendrán que ver con la parálisis urbanística del Ayuntamiento de Madrid en lugares como la zona sur.