Un alumno realizando deberes
Un alumno realizando deberes - ABC

La Comunidad recomienda que los deberes se hagan en el cole y no sean iguales para todos los niños

La consejería de Educación enviará una circular a todos los centros con sus recomendaciones, y pide que cada colegio defina su política de deberes e informe de ella

MADRIDActualizado:

El eterno debate sobre los deberes escolares -si son adecuados, pocos, excesivos, si los terminan haciendo los padres o si refuerzan conocimientos o estresan a los alumnos- cuenta con un nuevo instrumento en la Comunidad de Madrid: la consejería de Educación ha consensuado un documento en el que aporta 25 recomendaciones a los centros escolares a la hora de planificar los deberes de sus alumnos. Con varios consejos: que las tareas se puedan hacer en el propio colegio bajo supervisión de sus profesores; que los deberes no sean iguales para todos los niños; o que los coles tengan una política de deberes que los padres puedan valorar a la hora de elegir centro.

El consejero de Educación, Rafael van Grieken, ha anunciado que enviará una circular a todos los centros con estas recomendaciones. Entiende el consejero que «no se puede legislar sobre deberes», y que fruto del debate surgido en la sociedad sobre la conveniencia o no de los deberes, su departamento ha decidido hacer una lista con recomendaciones, «respetando en todo caso la autonomía de los centros».

Así, se propone que se adapten los deberes a la diversidad de los alumnos - «no pueden ser iguales para todos los niños»-, que se puedan realizar en los colegios guiados por el profesor; o que se busque el equilibrio entre las tareas escolares en el hogar, la vida familiar y el tiempo de ocio.

También se aconseja que los deberes eviten las tareas rutinarias, y que sirvan como refuerzo del aprendizaje. Otro factor a tener en cuenta es que se inste a los centros a garantizar que todos los alumnos puedan realizar los deberes «por sí mismos, sin la ayuda de otra enseñanza adicional, ni de recursos ni de tecnologías a las que pudieran no tener acceso».

E insisten desde la consejería en la importancia de que los centros definan claramente qué política de deberes van a seguir, de manera que ésta forme parte del proyecto formativo del colegio y los padres puedan conocerla y valorarla a la hora de elegir un centro u otro.