Alumnos, en la boca del Metro de la Complutense
Alumnos, en la boca del Metro de la Complutense - Ernesto Agudo
Sucesos

La Complutense detecta una «conducta irregular» en el profesor acusado de presunto acoso sexual

Seis alumnas de un máster le denunciaron por enviarles mensajes y amenazarles al no responder a sus requerimientos. La universidad abre una segunda investigación

Actualizado:

«Conducta inapropiada». Esa es la conclusión preliminar de la «información reservada» que ha realizado la Universidad Complutense de Madrid (UCM) sobre un profesor de un Máster de Magisterio, acusado por media docena de alumnas paraguayas de presunto acoso sexual en diciembre pasado.

Ante ese «aparente comportamiento irregular», la Inspección de Servicios de la UCM ha abierto otra segunda investigación en la que que «recabarán, eventualmente, otros testimonios a otras alumnas del curso de posgrado». Así lo explicaron ayer a ABC fuentes de la institución. Para este segundo paso no hay un plazo, en contra de lo que ocurrió en el primero, de un mes.

Mientras tanto, el docente de la Facultad de Ciencias de la Educación sigue apartado, como medida cautelar, de las clases del máster y este semestre ya no imparte clases de grado, como sucedió en diciembre, cuando terminó su materia.

Falta de respeto en el aula

Los hechos fueron denunciados a la UCM por el grupo de alumnas, todas ellas docentes becadas por su país, Paraguay, para completar su formación académica de postgrado (BECAL). Según expusieron las afectadas a la Unidad de Igualdad de Género, desde que comenzaron las clases empezaron a recibir mensajes vía SMS, Facebook y WhatsApp en las que el supuesto acosador las invitaba de forma individual a salir.

Ante la falta de respuesta a sus requerimientos, según las denunciantes, el profesor las amenazó y alegó que su conducta podría afectar a sus calificaciones. Fue entonces cuando comenzaron las faltas de respecto en el aula, indicaron, por lo que sospecharon que había más afectadas.

La Universidad puso en marcha el protocolo de actuación contra el acoso sexual y se abrió la preceptiva «información reservada», informó entonces la UCM en un comunicado. Indicaba que todo el proceso «se estaba llevando a cabo con las máximas garantías de confidencialidad y derecho al honor de los afectados».

Mientras, desde el programa de becas de posgrado BECAL se está tomando las medidas encaminadas a esclarecer el contenido de la denuncia. Después, será el rector el que establezca las medidas oportunas en función de la gravedad del caso y, de haber indicio de delito, se remitiría la denuncia a la Fiscalía.