La pala mecánica echa abajo uno de los quioscos ilegales de La Pedriza
La pala mecánica echa abajo uno de los quioscos ilegales de La Pedriza - COMUNIDAD DE MADRID

Comienzan los derribos de merenderos ilegales en La Pedriza

Las cuatro primeras de estas construcciones, que se levantan y funcionan desde hace 50 años en zonas naturales protegidas, han sido derruidas este lunes

MADRIDActualizado:

La imagen tradicional de los merenderos que jalonaban el entorno de La Pedriza, donde comerse un bocata o tomarse un refresco o una taza de caldo tras la caminata, está en vías de pasar a la historia: estos locales se levantaban de forma ilegal sobre zona natural protegida, y en base a ello, este lunes ha comenzado su derribo: la piqueta ha actuado ya contra cuatro.

El consejero de Medio Ambiente, Pedro Rollán, ha sido testigo de estas primeras demoliciones. Los locales, que en muchos casos llevan funcionando de forma irregular desde hace más de 50 años, están en La Pedriza y en otros puntos de Manzanares el Real y del parque regional de la Cuenca Alta del Manzanares. Las construcciones, ha recordado, se levantaron en la década de los 60, no tienen concesión administrativa alguna y ocupan una vía pecuaria.

«Con la demolición de los primeros cuatro quioscos –ha explicado-, la Comunidad de Madrid adopta las medidas necesarias para proceder a restaurar la legalidad en la zona y recuperar espacios naturales en el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, muy próximos ya al Parque Nacional de la Sierra del Guadarrama».

Orden de derrib

Los cuatro quioscos demolidos hoy ocupan una superficie de 320 metros cuadrados. La Comunidad de Madrid ha ejecutado la demolición de manera subsidiaria, ya que los titulares de los locales no han procedido a dar cumplimiento a la Orden de derribo, cuyo plazo era de 15 días y que el Gobierno regional amplió hasta en un mes.

El proceso de demolición se prolongará durante los próximos diez días, y tras él vendrán las tareas de limpieza y desescombro de la zona, para recuperar el entorno natural. Hay otras 12 construcciones en la zona que serán derribadas según vayan tramitándose los expedientes sobre ellas que ahora están en fase de ejecución, y los recursos presentados por los titulares de las msmas.

En el entorno del Parque Nacional de la sierra de Guadarrama se prohibió el baño en la zona de La Pedriza y en los afluentes del río Manzanares, con lo que se ha conseguido, ha asegurado Rollán, mejorar la calidad biológica del agua en un 20 por ciento.

También se han reducido el número de plazas de aparcamiento en el interior del Parque Nacional, que han pasado de 370 a 270 vehículos, en beneficio del transporte público -un autobús une Manzanares el Real con el aparcamiento de Cantocochino-.