ISABEL PERMUY
Centro

Los cines Acteón se funden a negro y echan hoy el cierre

Ocupaba el espacio de los Almacenes Arias y sus dueños quieren convertirlo en hotel, pero su uso se lo impide

Con su desaparición, en el «exbroadway madrileño» solo quedan tres salas: Capitol, Callao y Palacio de la Prensa

MadridActualizado:

Después de veintidós años proyectando dramas, comedias y tragedias, los cines Acteón, enclavados en la calle de la Montera, 31, echan el cierre. Sus pantallas se funden a negro hoy, engrosando la larga lista de salas emblemáticas del centro de la capital que han sido sustituidas por tiendas de ropa, supermercados o centros comerciales. Sin embargo, ningún cartel lo indica en la entrada, lo que, a buen seguro, pillará a muchos por sorpresa.

No obstante, será hoy cuando el cine más joven de los 17 que llegó a albergar la centenaria Gran Vía y sus inmediaciones en los años dorados en los que este eje era conocido como el «Broadway madrileño» diga adiós. Eso ocurrirá tras la última sesión, que comenzará a las 22.30 horas. Ahora solo habrá tres cines: el Callao, Capitol y el Palacio de la Prensa.

Situado en el solar que ocuparan los Almacenes Arias, devastados en el incendio en el que murieron diez bomberos en 1987, fue adquirido a la empresa Sirvepi S. A., tras entrar en concurso de acreedores, por la sociedad mejicana Exacorp One, que explota el Acteón a través de su filial Sagitario Empresarial S. L. La compra se produjo hace tres años con la intención de hacer un hotel, explicaron a ABC fuentes conocedoras del caso: «El negocio va bien y hay beneficios en cada ejercicio».

Un centro comercial al aire libre

El edificio adyacente que hace esquina fue adquirido por el mismo grupo con ese fin. Los 6.000 m2 del Acteón servirían para ampliar el complejo. No obstante, el problema que tienen los propietarios (dueños también de la tienda Apple en Sol y del futuro hotel de Gran Vía, 31) es que el uso de ese espacio solo puede ser cinematográfico, teatral o de conciertos, y el Ayuntamiento de Madrid no quiere cambiarlo. El Avenida fue el último, ahora reconvertido en un H&M. Y los cines Madrid, situados en la plaza del Carmen son ahora un Media Markt. Con ello, el otrora eje dedicado al espectáculo y al séptimo arte se ha convertido en un centro comercial al aire libre.

Lo cierto es que a la plantilla, compuesta por 19 trabajadores, le espera el paro, después de un ERE en el que la empresa les ofrece el pago de 12 mensualidades. Ayer eludieron hacer declaraciones. Ven su futuro muy negro, tanto como el de sus nueve pantallas, que no se encenderán más.