Debate sobre el estado de la región

Cifuentes ofrece un pacto educativo y reabre siete estaciones de la línea 1 de Metro

La presidenta regional saca pecho de su política de «centro» y su compromiso con el empleo y lo social

Cifuentes ofrece un pacto educativo y reabre siete estaciones de la línea 1 de Metro
Marta R. Domingo / Ignacio S. Calleja - @abc_madrid Madrid - Actualizado: Guardado en:

Con un discurso minucioso y cargado de datos, la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, trató de defender ayer durante la primer jornada del debate sobre el estado de la región que «las políticas sociales son la seña de identidad del PP». Arropada por miembros de la cúpula del partido, así como por altas instituciones de la Comunidad sacó pecho, durante una hora y 45 minutos, de haber puesto en marcha un 83,3 por ciento de su programa electoral, es decir 250 de las 300 de las que se compone este «contrato» con los madrileños. Recordó que también que se han iniciado o están vigentes 65 de los 76 puntos (un 85,5 por ciento) acordados con Ciudadanos, formación con la que consiguió los apoyos suficientes para gobernar en la Real Casa de Correos.

Sin perder de vista la situación de «bloqueo institucional» que se vive a nivel nacional, Cifuentes subrayó con detalle lo que considera que son «logros» de las «políticas de centro» de su Gobierno. «La Comunidad de Madrid representa hoy la estabilidad frente a la incertidumbre, el empleo y el crecimiento frente al paro y la recesión, la moderación frente al populismo», señaló. Describió su gobierno como «austero, transparente, comprometido con la regeneración democrática, dialogante y entregado a la mejora de los servicios públicos y las políticas sociales». Adjetivos que trató de refrendar constantemente con una batería de datos e indicadores económicos.

La líder del Ejecutivo regional recalcó que desde hace catorce meses la Comunidad vive un «tiempo nuevo», en el que «el diálogo y la búsqueda de acuerdos se han convertido en un auténtico mandato de los madrileños». Con este espíritu anunció que su Gobierno buscará alcanzar un pacto educativo con el resto de los grupos para «transformar la educación madrileña». Presentarán 93 medidas entre las que se incluye el adelanto de los exámenes de septiembre a junio. Otro de los ejes de acuerdo educativo pasará por extender el programa bilingüe al segundo ciclo de Infantil e implantar el francés y el alemán como segunda lengua extranjera en una red de colegios públicos. Según Cifuentes, se trata del «primer acuerdo en materia de Educación en 10 años».

Tarifa de agua de cuatro euros

No se olvidó de otra de sus «grandes inversiones» de los últimos años: llevar a cabo la reforma integral de la Línea 1 de Metro. Precisamente, el miércoles de la semana que viene se reabrirán las estaciones de Valdeacederas, Tetuán, Estrecho, Alvarado, Cuatro Caminos, Miguel Hernández y Alto del Arenal, con lo que estarán operativas 17 de las 33.

Este adelanto en los plazos de ejecución de las obras, dijo Cifuentes, contribuirá a «mejorar la movilidad de los madrileños en este comienzo del curso, y especialmente a los de Vallecas», barrio en el que se ubica, precisamente, la Asamblea de Madrid.

Madrid también será la primera Comunidad de España en emitir los llamados «bonos sociales». La financiación obtenida con este nuevo tipo de deuda pública se destinará a materias como sanidad, servicios sociales o empleo. Tras obtener el certificado necesario para emitir estos bonos, la Comunidad, según informó la líder del Ejecutivo regional, acaba de colocar 48 millones de euros para los próximos quince años, que serán destinados a financiar una parte de la Renta Mínima de Inserción.

Aunque menos ambiciosos, en el plano social dio más anuncios que beneficiarán a colectivos más vulnerables: pondrá una tarifa de 4 euros para las personas que reciben una pensión no contributiva, ayudará con 450 euros mensuales a los emprendedores que hayan fracasado y lo quieran volver a intentar, y creará la Oficina del Empleador, que buscará candidatos para empresas.

Precisamente, la creación de puestos de trabajo sigue siendo su prioridad. Por ello, indicó que instalará un «Silicon Valley» a la madrileña en 23 municipios del sur de la región. En un área que donde viven más de 1,4 millones de habitantes, se instalarán polígonos industriales, infraestructuras, centros tecnológicos y tres universidades.

Esta zona tecnológica se hará realidad con el proyecto Madridtech. Una herramienta que, tal y como indicó Cifuentes, pretende implicar «a todos los agentes sociales y económicos, generando un sistema de redes que aproveche todos los recursos disponibles en ese espacio». El objetivo es cumplir así con el compromiso de su Gobierno de que en 2020 el 2% del PIB regional se destine a I+D+I.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios