Madrid

Cifuentes: «Espero que el Ayuntamiento no se esté equivocando» al cortar la Gran Vía

Recuerda el «caos absoluto» que causó ese mismo cierre al tráfico en septiembre, en el Día sin Coches

La presidenta regional, Cristina Cifuentes
La presidenta regional, Cristina Cifuentes - DE SAN BERNARDO

La presidenta regional, Cristina Cifuentes, sigue avisando al Ayuntamiento de las consecuencias que puede traer el cierre al tráfico de la Gran Vía a partir de este viernes y de forma intermitente, durante las fiestas navideñas. «Espero que el Ayuntamiento no se esté equivocando», ha deseado la jefa del Ejecutivo autonómico, que aún recuerda «el caos absoluto que se organízó en el Día sin Coches», cuando también fue cerrada al tráfico privado la Gran Vía, un eje transversal esencial en las comunicaciones de la ciudad por el que pasan diariamente 50.000 vehículos.

Insiste Cifuentes en que desde el Ayuntamiento no les comunicaron esta noticia de los cortes, ni se habló de ella en la comida que mantuvieron ella y la alcaldesa Carmena apenas 48 horas antes de hacerse pública la medida. Sólo, ha explicado este martes, se realizó una llamada por parte de la delegada municipal de Movilidad y Medio Ambiente, Inés Sabanés, el viernes por la noche y cuando ya lo habían contado los medios de comunicación.

Ahora, ha añadido, el Consorcio Regional de Transportes «tendrá que reorganizar todos los refuerzos previstos» antes de conocerse estos cortes. «Vamos a trabajar contrarreloj», ha dicho la presidenta, quien insistió en que «nos hubiera gustado que nos llamaran para comunicarnos esta decisión».

También en relación con el tráfico, Cifuentes se ha referido a la polémica sobre la petición municipal de transporte público gratuito los días en que se produzcan episodios de alta contaminación y se restrinja el tráfico privado a consecuencia de ello. En este sentido, además de insistir en la idea de que esto costaría «cuatro millones de euros al día», también ha recordado que «el Ayuntamiento sólo aporta un 10,5 por ciento de ingresos al Consorcio Regional de Transportes», mientras el resto de instituciones que se incluyen en el mismo -Comunidad, Gobierno Central, otros ayuntamientos y entidades privadas- suman el 89 por ciento restante.«No es lógico que de manera unilateral se quiera imponer»" a esa mayoría «una medida como la gratuidad del transporte público sin haberla hablado, negociado y consensuado". Le parece una solución «populista y demagógica», y pide que «se abra un debate serio y riguroso» porque «el gratis total no existe: lo gratis no lo pagan las administraciones, sino los ciudadanos».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios