Madrid

La Cibeles se pone más guapa

La fuente se ha despojado de los andamios tras dos meses de obras, que han costado 60.000 euros

La fuente de la diosa Cibeles, ya restaurada, en la tarde de ayer
La fuente de la diosa Cibeles, ya restaurada, en la tarde de ayer - JOSÉ RAMÓN LADRA

La fuente de la diosa Cibeles, uno de los iconos más fotografiados de la capital, vuelve a desnudar sus encantos. Ayer por la tarde, la deidad se despojó de los andamios que la tapaban desde el 27 de julio. Según indicó el Ayuntamiento de Madrid no se habían realizado unos trabajos de mantenimiento y consolidación «tan completos» desde que en 2002 se reparó la mano izquierda de la diosa tras un acto vandálico.

El proceso de desmontaje comenzó a primera hora de ayer y concluó sobre las seis de la tarde. En total, el área de Cultura y Deportes ha invertido 59.724 euros. Para la delegada Celia Mayer, la restauración de la Cibeles era una prioridad, ya que «es clave poner en valor y proteger el patrimonio madrileño». «El conjunto de ha conformado la identidad de nuestra ciudad. Por ese motivo, es fundamental trabajar para que, cuidada y conservada, siga acompañando a Madrid en su evolución y transformación», arguyó.

Gracias a esta actuación, el granito gris de Montesclaros, en Toledo, ha recuperado su pulcritud. Y el mármol italiano con el que fueron tallados en el siglo XIX los amorcillos que rematan la trasera del carro de la deidad también han vuelto a lucir su blanco original.

El proyecto de rehabilitación ha implicado la realización de ensayos de envejecimiento de consolidante, hidrofugante, tratamiento biocida y mortero de restauración, así como la instalación de medios auxiliares de protección y acceso. Siguiendo las normas internacionales de intervención en patrimonio histórico, se ha documentado con criterios científicos todo el proceso, como base para el adecuado Plan de Conservación y Difusión del monumento.

En este proceso se ha incluido la eliminación de la costra biológica, que atacó con especial intensidad en las zonas bajas de la piedra que estaban en contacto con el agua de la fuente. Además, se ha realizado una limpieza general con agua a presión. Las partes que presentaban suciedad de mayor intensidad han sido tratadas mediante la aplicación de apósitos empapados en productos específicos. Una vez concluida la limpieza, se ha aplicado un producto consolidante, seleccionado previamente en laboratorio.

Se han eliminando morteros agrietados y asegurando los elementos que estaban inestables. El esculpido o reposición de elementos perdidos se ha limitado a zonas perfectamente documentadas. Tanto el rejuntado y sellado de grietas como las pequeñas reintegraciones y la entonación general se han ejecutado con mortero de cal hidráulica natural pigmentada en masa. Y, en la última fase de tratamiento, se ha aplicado hidrofugante, después de que se realizase antes a un ensayo.

La Cibeles fue concebida en 1782, durante el reinado de Carlos III. Ha resistido guerras, polémicas y múltiples celebraciones. Quizá la llave que sostiene en la mano, símbolo de la vida según la mitología griega, tenga algo que ver.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios