Madrid

De Chamartín al resto del mundo: 20 años de la Fundación del Real Madrid

La Fundación Real Madrid cumple 20 años con el objetivo de transmitir valores para la integración con el deporte como herramienta social

Varios niños de la Fundación Real Madrid se disponen a jugar un partido
Varios niños de la Fundación Real Madrid se disponen a jugar un partido - ABC

La Fundación Real Madrid cumple 20 años de actividad. En este periodo, la institución ha creado lazos con la sociedad más cercana a su punto de origen y se ha extendido por diferentes puntos del globo terráqueo. En su principal foco de atención, la zona de Madrid y su Comunidad, la organización ha desarrollado una compleja labor sociodeportiva que ha servido como base de la metodología educativa para la integración exportada más allá de nuestras fronteras.

Es precisamente en la promoción del aprendizaje en donde se encuentra el principal objetivo de la entidad del emblemático club de Chamartín. Con su actividad, busca relacionar la educación con la práctica del deporte y pretende utilizar como herramienta estas disciplinas para intentar alcanzar la integración y la solidaridad con los colectivos menos favorecidos como enfermos, desempleados, mayores, presos o, y en especial, todo aquel niño con pasión por el deporte.

Únicamente en la Comunidad de Madrid, la fundación del club merengue desarrolló durante la última temporada, 94 proyectos de permanencia con más de 5.500 beneficiarios. Junto a las iniciativas llevadas a cabo, hay que destacar las 47 escuelas de fútbol y baloncesto que se extienden tanto por la capital como en los municipios de los alrededores y ofrecen una perfecta oportunidad para que los jóvenes conozcan los valores que la entidad intenta transmitir.

Más de 5.500 beneficiarios

Algunos de los proyectos de mayor envergadura son las escuelas de baloncesto adaptado para personas con diferentes capacidades así como de baloncesto en silla de ruedas o, entre otros, el plan sociodeportivo integral para los niños gitanos rumanos del poblado madrileño de «El Gallinero».

El principal beneficiario de la labor institucional del equipo madrileño es un colectivo: los niños, independientemente de su situación personal. Es por ello por lo que la integración de menores con distintas capacidades es uno de los grandes retos asumidos por la entidad en los últimos años.

Para la directora del área nacional de la Fundación, Silvia Montes-Jovellar, el gran reto es «hacer integración real, con niños y niñas de distintas clases sociales y nivel adquisitivo diferente, con diferentes capacidades, diferente origen cultural o étnico…». En la actualidad, treinta menores en inclusión forman parte de las «escuelas sociodeportivas ordinarias» de la fundación del club blanco. En ellas, niños con edades comprendidas entre los 5 y los 16 años son educados basándose en una forma de hacer deporte en la que se destaca la importancia de los valores educativos. Esto se realiza dos días a la semana siguiendo manuales como «Entrenando fútbol, enseñando valores» e «Iniciación al Valorcesto». Además, entrenadores de la fundación se encargan de coordinar actividades deportivas en 15 centros de acogida e internamiento de menores, en colaboración con la Administración pública.

«La educación en valores con el deporte es una herramienta potente para cambiar el mundo», explica el director gerente de la institución, Julio González Ronco. «Es cierto que nuestro mayor esfuerzo es con los colectivos en riesgo de exclusión» pero, según González, pretenden «llegar a todos, en cualquier lugar, no sólo a los necesitados». Los proyectos y las escuelas que mantiene lejos de nuestras fronteras incluyen alimentación, vacunas y refuerzo escolar para intentar ofrecer una educación «íntegra» a los jóvenes. La Fundación Real Madrid alcanza una dimensión internacional que abarca 75 países (además de España) de los cinco continentes.

Toda la actualidad en portada

comentarios