La alcaldesa Manuela Carmena, a su llegada a la Real Casa de Correos
La alcaldesa Manuela Carmena, a su llegada a la Real Casa de Correos - MAYA BALANYÀ

Carmena se queda muda en el acto para ensalzar la Constitución

Participaba por primera vez en la recepción por el aniversario de la Carta Magna que celebran cada año la Delegación del Gobierno y el Gobierno regional

MADRIDActualizado:

Fue realmente breve la visita que hizo ayer la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, a la Real Casa de Correos. Era la primera vez que asistía a la recepción del Día de la Constitución en Sol desde que ocupa el sillón de regidora.

Llegó junto a varios de sus ediles prácticamente al comienzo del acto; venía directamente de un pleno extraordinario que se celebró en el Ayuntamiento desde las 9 de la mañana. No quiso hablar con los medios, pese a los requerimientos de éstos, interesados en conocer su opinión sobre la Constitución, sobre el recurso interpuesto por Podemos contra el artículo 155 ante el Tribunal Constitucional, o sobre el chat de Policía Municipal en que se la insultaba. Pero no despegó los labios ante la prensa.

En este sentido, seguía la misma tónica de días atrás, cuando durante el pleno del Palacio de Cibeles se abstuvo en la votación de una propuesta del PP que negaba la existencia de presos políticos en España. Este martes, en la Real Casa de Correos, Carmena escuchó los discursos y cuando acabaron, unos 30 minutos después, se marchó sin tomar ni café.