Madrid

Carmena cede ante Montoro para sacar adelante las cuentas de Madrid

Reconoce también que en 2015 se excedió el límite de gasto en 17,2 millones de euros

Manuela Carmena y Cristóbal Montoro, en el Ministerio de Hacienda
Manuela Carmena y Cristóbal Montoro, en el Ministerio de Hacienda - ISABEL PERMUY

El Ayuntamiento reconoció que superó el techo de gasto en 2015 en 17,2 millones de euros. Y también que tendrá que modificar su Plan Económico Financiero (PEF) porque el aprobado en pleno en septiembre fue rechazado por el Ministerio de Hacienda. La alcaldesa Manuela Carmena tuvo que ceder ayer ante el ministro Cristóbal Montoro, y anunció que se «trabajará» mano a mano con el ministerio en un nuevo PEF «de más sintonía».

De este modo, Carmena espera poder aprobar las cuentas municipales para 2017 tal y como tenía previsto, en diciembre. La alcaldesa -que compareció sola tras su encuentro de más de hora y media con Montoro- calificó la reunión de «técnica y muy interesante». De ella salió un compromiso para mantener una «comunicación de manera periódica, más ágil y más útil», para «hablarnos más y no sólo por comunicados».

Se refería con ello a la «guerra» epistolar que han mantenido en los últimos tiempos, con motivo de las discrepancias entre ambas administraciones sobre la corrección de las cuentas madrileñas.

«Duende informático»

Carmena reconoció ayer que su Administración excedió en 2015 el límite de gasto fijado por el Gobierno Central en 17,2 millones de euros. Afirmó que se había producido un malentendido entre ambas administraciones en relación con las cifras, y lo achacó a «un duende informático que hizo aparecer algo que no era».

Para cerrar este tema, el Ayuntamiento «ha llegado a un acuerdo de no disponibilidad» por esa cantidad, con lo que, afirmó Carmena, «damos por liquidado el asunto». Pocas horas antes, su delegado de Hacienda aún mantenía la polémica abierta, al comparar los 17 millones en que superó el límite de gasto del Ayuntamiento con los 547 de la Comunidad de Madrid y los 4.969 del Gobierno Central.

El Ministerio de Hacienda rechazó el PEF porque preveía «una ruptura del techo de gasto de 2014 a 2016 de cerca de 700 millones de euros»

Pero este no fue el único asunto con el que tuvo que cambiar el paso la alcaldesa Carmena: también hubo de ceder en lo relativo al Plan Económico Financiero (PEF), aprobado en pleno el pasado mes de septiembre.

El Ministerio de Hacienda ya avisó entonces que se negaba a aprobarlo, dado que según manifestó en un comunicado, en él se preveía «una ruptura del techo de gasto de 2014 a 2016 de cerca de 700 millones de euros».

Hasta el momento, en el Ayuntamiento madrileño se habían negado a aceptar esta realidad. De hecho, el delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, ha sostenido en todo momento que el Gobierno municipal tenía «superávit» y por ello el Ministerio no podría oponerse a ese PEF, que además era una decisión que había sido aprobada en pleno y por tanto, era «soberana». Incluso llegó a retar a Montoro al asegurar que «las cuentas de Madrid no están tuteladas» y «cualquier recurso se entendería como hecho con cierta ojeriza» o «desde la envidia por unas cuentas saneadas».

De nuevo al pleno

Sin embargo, la lectura que hacía ayer Manuela Carmena tras entrevistarse con Montoro era muy diferente. En su opiníón, ese PEF ahora sería modificado: «Volveremos a plantearlo y veremos la manera de trabajar con el Ministerio de Economía» en ello. Consideró la necesidad de «trabajar y profundizar» para elaborar una nueva versión del PEF «de más sintonía» con Hacienda.

La alcaldesa le refirió al ministro Montoro su interés en «ver la disponibilidad de crear empresas municipales que creemos que pueden ser más eficaces y eficientes» a la hora de prestar determinados servicios. En este sentido, reconoció que «hemos abierto un camino interesante», aunque sin concretar nada.

Qué piensa de Madrid

También le manifestó Carmena su interés en saber «qué pensaba el ministro de cómo estábamos trabajando en el Ayuntamiento», y aseguró que «he visto mucha comprensión en él». El encuentro de hoy, añadió, había servido para «continuar una conversación que tuvimos él y yo en IFEMA», en la que Montoro se interesaba por «cómo iba a contribuir el Ayuntamiento a la economía de la ciudad». La alcaldesa se vanaglorió ayer de que «nuestros ingresos son mayroes ahora; creo que somos buenos para dinamizar la economía».

Por último, Carmena también le planteó a Montoro su criterio sobre «cómo respetar la regla de gasto, porque según como se interpreten los datos del presupuesto, se incumple o no se incumple».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios