V centenario

El cardenal Cisneros descansará en la Catedral de Alcalá de Henares

La Diócesis de Alcalá inaugura el «Año Cisneros» con un oficio litúrgico

Estatua del cardenal Cisneros frente a la universidad de Alcalá, que el mismo fundó
Estatua del cardenal Cisneros frente a la universidad de Alcalá, que el mismo fundó - BELÉN DÍAZ

El cardenal Cisneros nació en Torrelaguna y murió en Roa (Burgos), pero su último deseo fue el de reposar para siempre en Alcalá de Henares. Hoy, 500 años después de su muerte, sus restos serán trasladados al altar del trascoro de la girola de la Catedral. La ceremonia, que comenzará a las 18 horas, será presidida por el Monseñor Juan Antonio Reig Pla, obispo complutense, y contará con la presencia del arzobispo de Toledo, Monseñor Braulio Rodríguez Plaza, actual sucesor de Cisneros en la sede primada. La Casa Real también ha confirmado la presencia en el acto del Jefe del Cuarto Militar de la Casa del Rey, Juan Ruiz Casas, en representación de sus Majestades. Este oficio litúrgico solemne será el pistoletazo de salida del programa que se desarrollarán durante 2017 para conmemorar el V centenario de su fallecimiento.

Poco antes de la ceremonia, a las 17.30 horas, una comitiva portará parte del cadáver de Cisneros en el Arca de las Victorias de Carlos V, desde el Monasterio de Clarisas de San Juan de la Penitencia hasta la Catedral. Este Arca fue la contuvo su cuerpo desde 1936 hasta 1977.

Retrato del cardnal Cisneros
Retrato del cardnal Cisneros- ABC

Además, el Obispado ha encargado al escultor Julio López Hernández el modelado de un relieve conmemorativo en bronce. Este artista también está vinculado a la ciudad complutense por las medallas de los Premios Cervantes, y por las efigies de los premiados que decoran la entrada del paraninfo universitario.

Aunque Cisneros manifestó en su testamento el anhelo de ser enterrado en la Capilla de San Ildefonso, en la universidad que él fundó, la desamortización y la venta de los edificios que pertenecieron al centro universitario impidió que se cumpliera su petición. Por eso desde mediados del siglo XIX, tanto el sepulcro como sus huesos descansan en la Colegiata de los Santos Niños, que él otorgó el título de «Magistral».

Tras el saqueo e incendio del templo en 1936, los restos del cardenal se trasladaron a Madrid, donde permanecieron en el Arca hasta 1977, cuando fueron devueltos a la «Magistral». El sepulcro, sin embargo, volvió a San Ildefonso, donde aún se puede contemplar.

Apoyo de los Reyes Católicos

La ciudad de Alcalá de Henares debe mucho a Cisneros. En esta localidad, el cardenal realizó su sueño de crear una universidad y pudo ver cumplida la impresionante obra de la Biblia Políglota Complutense. También fundó el Monasterio de las Clarisas de San Juan de Penitencia y engrandeció la Colegiata de los Santos Niños. Las mejores plumas del siglo de Oro pasaron por la Universidad Cisneriana.

Por mediación del cardenal Mendoza, Cisneros fue llamado a la Corte para ser confesor de la reina Isabel I de Castilla. Fue un excelente colaborador de los Reyes Católicos en la tarea de reformar la Iglesia, tanto de las órdenes religiosas como del clero secular. Pese a sus resistencias iniciales, fue elegido arzobispo de Toledo, la sede Primada y luego Cardenal. También fue protagonista de las campañas de evangelización y conquista de Granada y Orán.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios