Comisión de Urbanismo

Canalejas cambia el intercambiador por una plataforma de carga y descarga y un aparcamiento para la Policía

Desarrollo Urbano Sostenible plantea que algunas de las líneas pasen por Sol, como ya lo hace ahora la 51, idea que ya cuenta con el «visto bueno» del Consorcio Regional de Transportes

Plaza de Canalejas
Plaza de Canalejas - Sigefredo Camarero
M. R. D. - @abc_Madrid Madrid - Actualizado: Guardado en:

El delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, ha detallado este viernes en la comisión del ramo que el plan de movilidad del entorno de Canalejas no contempla un «falso intercambiador», sino una plataforma logística de carga y descarga con un aparcamiento para la Policía Municipal. Además, prevé el traslado de paradas de regulación a la calle Cedaceros y que algunas de las líneas pasen por Sol, como ya lo hace en este ahora la 51, una idea que ya cuenta con «el visto bueno» del Consorcio Regional de Transportes y de la EMT.

Asimismo, el Ayuntamiento plantea un posible aparcamiento exclusivo para coches eléctricos de alquiler, un estacionamiento de taxis que acudan bajo demanda y otras instalaciones públicas relacionadas con la movilidad, como avanzó José Manuel Calvo, en una entrevista concedida a Europa Press. Todo ello enmarcado en el uso dotacional de transporte en el primer sótano bajo la calle Sevilla y la plaza de Canalejas.

Desarrollo Urbano Sostenible suprime las dársenas de autobuses que en el Plan Especial vigente ocupaban el primer nivel bajo rasante en la calle Sevilla. Es en este primer nivel donde se puede destinar la zona de carga y descarga de mercancías y espacio para cualquier servicio municipal relacionado con el transporte. En el planteamiento de Ahora Madrid, el aparcamiento que ocupará el resto de las plantas bajo la calle Sevilla podría seguir funcionando como uno público de rotación.

«Se trata de una reformulación de esta gran operación», ha indicado el delegado en la comisión. Calvo ha insistido que se trata de un plan heredado por la anterior Corporación, del PP, que la solución de la estación subterránea de autobuses no era la más indicada porque distintos estudios ya concluían que el soterramiento de las dársenas de autobús podía ser una desventaja al obligar a un desplazamiento vertical que tendría un efecto disuasorio sobre un amplio colectivo de viajeros. «Nos encontramos una operación Canalejas armada sobre una ficción: crear un intercambiador de transportes, con una estación subterránea de transportes que nadie quería», ha zanjado

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios