Las Rozas

El «cadáver del maletero» no tiene signos de violencia

El cuerpo del varón, de mediana edad, fue hallado el lunes. Llevaba varios días fallecido y estaba recostado sobre la parte trasera del vehículo en un todoterreno con los cristales tintados

M. J. ÁLVAREZ - @mariajo_abc - Actualizado: Guardado en:

Pereció por causas naturales. Así lo ha determinado la autopsia del hombre cuyo cadáver fue hallado sobre las ocho de la tarde del lunes en el interior del vehículo que resultó ser de un familiar en el municipio de Las Rozas. Ahora, descartada la muerte violenta, el secuestro o la retención, los agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil tratan de determinar la identidad del finado y averiguar con exactitud la fecha del óbito, explicó ayer una portavoz del Instituto Armado.

Fue un vecino que paseaba a su perro el que dio la voz de alerta al teléfono de Emergencias 112 de la Comunidad de Madrid pasadas las siete y media de la tarde, al pasar junto al vehículo, un todoterreno con los cristales traseros tintados y notar un olor nauseabundo que levantó sus sospechas. El coche estaba estacionado frente a la gasolinera BP de la localidad, situada en la calle de Las Cruces, en el casco urbano, en una zona muy transitada por los vecinos situada entre Majadahonda y Las Rozas.

No estaba en el maletero

Cuando llegaron los efectivos del Cuerpo de Bomberos de la Comunidad y abrieron el vehículo hallaron el cuerpo sin vida de un varón. En apariencia, es de mediana edad y se calcula que podría llevar varios días muerto debido al estado de descomposición que presentaba si bien, las altas temperaturas de los últimos días han podido acelerar el proceso.

El cuerpo sin vida estaba recostado sobre los asientos traseros en una posición no forzada, natural, y no en el interior del maletero, como se informó erróneamente en un principio, precisaron las mismas fuentes.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios