Cristina Cifuentes, durante el debate del estado de la región de 2016
Cristina Cifuentes, durante el debate del estado de la región de 2016 - JAIME GARCÍA

Bronca en la Asamblea por el teleprónter de Cifuentes

Los grupos de oposición piden que todos políticos tengan los mismos medios técnicos

MADRIDActualizado:

El teleprónter -un dispositivo que permite leer los textos sin apartar la vista del objetivo de la cámara de televisión- que utiliza Cristina Cifuentes en algunos discursos ha sido objeto de una nueva bronca en la Asamblea de Madrid. Mientras la portavoz de Podemos, Lorena Ruiz-Huerta, lo criticaba porque considera que «genera desigualdad», Ángel Gabilondo (PSOE) cree que todos deben partir con los mismos medios, e Ignacio Aguado (Ciudadanos) lo cosidera un asunto «muy alejado de lo que interesa a los madrileños».

Ruiz-Huerta cree que Cifuentes recurre a este método porque así pronuncia los discursos «con apariencia de naturalidad». De ahí que crea que, de cara al próximo debate sobre el Estado de la Región, los días 21 y 22 de septiembre, Podemos plantee que se debata sobre el uso de este dispositivo, en aras de «debatir en igualdad de condiciones».

Hablar para los diputados

Para el socialista Ángel Gabilondo, que no piensa utilizar este dispositivo, éste tiene de bueno que permita «hablar en televisión con la cabeza alta sin que de la impresión de que estás leyendo, sino de que tienes muy buena memoria y te sabes todos los datos, sorprendiendo a los incautos». No obstante, él cree que «es más importante el contenido que la forma», por lo que prefiere «hablar para los diputados antes que para la televisión».

Es partidario, en todo caso, de que «todos los grupos dispongan de los mismos medios para hacer su labor», y pagados con el dinero de cada grupo.

El sistema se utiliza, dice el PP, «como un sistema más de apoyo al discurso

Enrique Ossorio, portavoz del PP, ha informado que esta tecnología cuesta entre 400 y 500 euros por sesión en alquiler, y es utilizada por el PP en la Asamblea «con normalidad, como un sistema más de apoyo al discurso». No obstante, sólo lo utilizan en debates largos, y se mostró partidario de que todos los grupos puedan usarlo por igual.

Por su parte, Ignacio Aguado, líder de Ciudadanos, tampoco piensa utilizarlo, aunque no le parece mal que lo hagan otros grupos. Lo que no quiere es «generar debate con esto, que no me parece importante; hay que poner en foco en las propuestas que se van a llevar al debate, los problemas que afectan a los madrileños, y no en lo que importa sólo a unos pocos diputados».