Madrid

Banderas proetarras en el violento boicot a Felipe González en la Universidad Autonóma

Junto a varias pancartas con mensajes en contra del expresidente del Gobierno, han mostrado en primera línea una bandera de apoyo al colectivo de presos de ETA

Unos 200 jóvenes, la mayoría con la cara oculta por caretas o pasamontañas, taponan la facultad de derecho
Unos 200 jóvenes, la mayoría con la cara oculta por caretas o pasamontañas, taponan la facultad de derecho - EFE
S. L, Madrid - Actualizado: Guardado en:

La mayoría de los radicales que han reventado esta mañana un acto de Felipe González en la Universidad Autónoma de Madrid portaban caretas, algunas de ellas con el nombre de José Antonio Lasa y Christian Olaskoaga —miembros de ETA asesinados por los GAL—.

Además de carteles acusando a González de ser un «terrorista» con las manos «manchadas de cal viva», la concentración estaba presidida por una gran pancarta en la que aseguran que González y el presidente de Prisa, Juan Luis Cebrián, que también participaba en la jornada, no son «bienvenidos» en la universidad y mencionan los GAL, los 'Papeles de Panamá', el terrorismo y «golpes de Estado».

Junto a esta, han mostrado en primera línea otra pancarta de apoyo al colectivo de presos de ETA, el tradicional cartel de las Gestoras Pro Amnistía, pidiendo su acercamiento al País Vasco.

Baúles a modo de barricada

Vista la agresividad que mostraban los concentrados, la seguridad, junto a la decana de la Facultad de Derecho, Yolanda Valdeolivares, han decretado el cierre de las puertas de la sala, en las que se han colocado los baúles con material técnico a modo de 'barricada' y han logrado frenar así su entrada.

En ese momento, los manifestantes han llegado a cargar a golpes contra las puertas de acceso a la sala, cuando ya había dentro muchas personas, que han llegado a temer por su integridad física.

Tras este intento fallido de entrar, se han sucedido los gritos e insultos e incluso se han producido instantes de enfrentamiento entre los exaltados y los diferentes periodistas, tratando de impedir que fotografiaran sus rostros entre gritos en los que acusaban a las televisiones de «manipuladoras».

La decana -tras invitar a los radicales a «manifestar su expresión dentro del aula» por medios democráticos y de respeto- ha comunicado la suspensión del acto por no poder «asegurar» la seguridad de los invitados y de los asistentes, en su mayoría estudiantes.

Tras disolverse la concentración a las puertas del aula, uno de los jóvenes ha lanzado un petardo de gran tamaño en el pasillo, que ha detonado en un gran estruendo y ha provocado la caída de los protectores de las luces halógenas, que han caído sobre algunas personas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios